SOCIEDAD

Consenso en el Pleno de Valdepeñas para pedir al Gobierno la declaración de zona de sequía en la cuenca del Guadiana

El funcionamiento de la Mesa de Portavoces del Ayuntamiento arroja como resultado en esta legislatura, un nivel de consenso nunca antes conocido. En una sesión cuyos únicos puntos ejecutivos fueron cuatro modificaciones en el presupuesto de 2017 y el convenio de financiación de las obras de la parroquia de la Asunción, los puntos políticos volvieron a ser la parte magra del orden del día.

El pleno del Ayuntamiento de Valdepeñas aprobó este lunes una moción presentada por el equipo de gobierno, en la que se solicita al gobierno central la aplicación en la cuenca hidrográfica del Guadiana, del Decreto de Sequía por el que se conceden ayudas a agricultores y ganaderos. La propuesta, como admitió el portavoz socialista, José Manuel Patón, suponía dar “apoyo al trabajo del gobierno regional”.  Pese a que la situación en Valdepeñas –dice Patón-, no es tan alarmante como la ha descrito el PP, sí que preocupa. En el pleno de septiembre, a preguntas del grupo popular, el alcalde afirmó que Valdepeñas tiene agua para un ciclo seco de diez años y no precisa de medidas especiales de ahorro. Un mes después, el equipo de gobierno propone pedir al Estado medidas especiales por la sequía.

El gobierno central ha incluido en el Decreto, a las cuencas del Júcar, el Segura y el Duero. “Pero hasta ahora no ha tenido en cuenta las reivindicaciones del gobierno de Castilla La Mancha”, se queja el portavoz socialista, quien no oculta que en Mesa de Portavoces se ha despojado a la moción de cualquier matiz partidista, para posibilitar su aprobación por todos los grupos. Se trata –destacó Patón- de que haya igualdad en el trato a todos los territorios.

El concejal del PP, Martín Miguel Rubio, dijo compartir los acuerdos propuestos en la moción, pero declaró que el Plan Hidrológico Nacional elaborado por el último gobierno de José María Aznar (y respaldado por el ejecutivo autonómico de José Bono) fue “una oportunidad perdida”.

“MÁS SAQUEO QUE SEQUÍA”

Por Izquierda Unida-Ganemos, Gregorio Sánchez llamó a hacer autocrítica por la sobreexplotación de las masas subterráneas de la cuenca del Guadiana: “Ha habido más saqueo, que sequía”. Con todo, incidió en que la cuenca del Segura ha sido incluida en el Decreto de Sequía, pese a haber llovido más allí que en Castilla La Mancha.

TURISMOFOBIA

La moción que defendió el grupo popular (trasladada por el partido a los ayuntamientos) salió adelante después de que los populares aceptasen hasta nueve enmiendas, entre correcciones y ampliaciones, formuladas por Izquierda Unida-Ganemos. Proponía que el consistorio, en colaboración con las comunidades autónomas y el gobierno de España, adoptase medidas para prevenir la “turismofobia” e impulsar el turismo de calidad en el conjunto del país. Es la respuesta del PP al hostigamiento a turistas este pasado verano, por parte de radicales en la ciudad de Barcelona.

Las enmiendas de IU-G que el PP de Valdepeñas admitió se refieren a la sostenibilidad de la actividad turística, a la lucha contra el fraude y la precariedad laboral contratando a más inspectores de trabajo, al aumento de la seguridad recuperando las plantillas de los cuerpos y fuerzas de seguridad anteriores a 2011 y a la solicitud al gobierno central, de más personal y más circulación en la estación de tren de la ciudad.

Martín Miguel Rubio, portavoz del PP, se refirió a la turismofobia como “un subtipo de la xenofobia”. Dijo que aunque el turismo en Castilla La Mancha no es aún un sector relevante, salvo en capitales como Toledo o Cuenca o en parques naturales como las Lagunas de Ruidera, sí es una actividad emergente. Idea que no compartió el portavoz del PSOE, José Manuel Patón, recordando que supone el 14 por ciento del PIB de la región. Rubio sostuvo que no es posible aumentar las plantillas de policías por el incremento puntual del flujo de turistas unos pocos meses al año.

GASTO EN FESTEJOS

En la misma dinámica, el equipo de gobierno votó a favor de la moción de Izquierda Unida-Ganemos, solicitando que el concejal de Festejos informe del presupuesto que se destina a cada fiesta importante del año, al menos un mes antes, y rinda cuentas del gasto real, no más de un mes después. Tanto el PP como UCIN votaron a favor de una moción que supone “más transparencia” en la gestión. Patón puntualizó que el equipo de gobierno “no tiene problemas con la transparencia” y que incluso es ejemplo de ella por haber desarrollado la “administración electrónica”, que permite revisar en el portal web municipal, los últimos catorce presupuestos anuales del ayuntamiento.

PENSIONES

La cuarta y última moción de la noche la defendieron conjuntamente Izquierda Unida-Ganemos y el PSOE. Trataba de la sostenibilidad del sistema público de pensiones en España, instada por las federaciones de pensionistas de los sindicatos UGT y CC.OO. Se pretende que las pensiones se financien no sólo con las cotizaciones a la Seguridad Social, sino también con los presupuestos del Estado, lo que implica, en palabras de Sánchez Yébenes, “mejorar” los ingresos de la Administración. Para José Manuel Patón, la propuesta se dirige al gobierno de Mariano Rajoy, para que “trabaje en el marco del Pacto de Toledo”, con los partidos de la oposición y con los agentes sociales. El portavoz de UCIN, Sergio Mota, pidió a la bancada de la izquierda un lenguaje más claro y preguntó si lo que piden es subir impuestos. El grupo popular, en sintonía con lo anterior, indicó que la “vertebración del sistema” parte de quienes generan renta y “los jubilados no la generan”.

  José Manuel Patón les respondió que si fue posible el rescatar a los bancos inyectándoles 60.000 millones de euros de fondos públicos, debe de ser posible recuperar la “hucha” de las pensiones. La moción, como las anteriores, se aprobó por unanimidad.

PRESUPUESTO

La sesión plenaria de octubre se había iniciado con cuatro puntos sucesivos, en los que se modificaba el presupuesto de 2017 para acometer inversiones a costa del superávit y amortizar deuda bancaria. El primer cambio fue destinar 103.237 euros a la reparación del techo del Teatro Auditorio, del que depende la acústica de la sala, y la eliminación de humedades. El segundo cambio en el presupuesto fue destinar hasta 1.603.000 euros a amortizar deuda, en la medida en la que la tesorería lo permita. Un tercer cambio abordaba una serie de ajustes contables en el pago de gastos corrientes y personal, por un importe total de 1.030.000 euros. Y la cuarta y última modificación, por 71.000 euros, tenía que ver con la apertura de una vía de acceso y salida al Parque Empresarial Entrecaminos desde la autovía en sentido sur.

LA ASUNCIÓN EN OBRAS

Punto destacado de la jornada fue el convenio de financiación de las obras en la iglesia de La Asunción, al 50 por ciento entre la parroquia y el ayuntamiento, por un total de 650.000 euros. El presupuesto se pagará con cargo a los ejercicios de 2017, 2018 y 2019. Todos los grupos estuvieron de acuerdo y el portavoz del PP instó al alcalde a “vigilar con celo las obras”, porque en anteriores actuaciones se aplicó chorro de arena que erosionó la piedra y eliminó policromías. El alcalde se refirió al “pequeño litigio” mantenido con el obispado, por su idea de eliminar el tejado y dejar al descubierto la bóveda del templo, lo que la autoridad eclesiástica no ha aceptado. 

IMG_4931 (Copiar)

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad