SOCIEDAD

Fenómenos meteorológicos, ¿quién cubre los daños de los coches?

Son muchos los destrozos que el reciente temporal ha dejado en este país. Se han registrado numerosos daños generados por la lluvia, el granizo y la nieve sobre los coches, así como por el desprendimiento de ramas y objetos a causa de la fuerza del viento.

Ante un escenario como este, adquiere especial importancia la modalidad de los seguros de automóvil contratada, ya que de ello dependerán las coberturas. Si bien hay que tener en cuenta que no siempre estas son las encargadas de paliar situaciones como las descritas.

aseguradora (Copiar)

Los seguros de automóvil no siempre son los encargados de los daños de los coches

En efecto, cuando por ejemplo cae un árbol sobre un coche que se encuentra aparcado, o se desprende una roca en una zona de riesgo, los seguros no tienen responsabilidad alguna. Esta recae sobre el Consorcio de Compensación de Seguros, encargado también de otros riesgos extraordinarios tales como terremotos e inundaciones.

La cobertura obligatoria para todos los vehículos, que es el seguro a terceros, no cubre los daños que pueda experimentar el coche ante un fenómeno natural; salvo que incluya al menos una cobertura de daños propios, o que se haya contratado una ampliación de la póliza que incluya estos daños.

¿Qué cubren los seguros a todo riesgo?

Además de los daños a terceros, los seguros a todo riesgo incluyen los daños sufridos por el vehículo. Junto con los cuales, un conductor queda asegurado de forma automática por el Consorcio de Compensación de Seguro. Este será el responsable de determinados riesgos, tales como vientos de racha superiores a los 120 kilómetros por hora o las inundaciones.

No se incluye en el Consorcio el granizo, el peso de la nieve, la lluvia directa ni los vientos inferiores a los 120 kilómetros por hora. En estos casos la responsable de la indemnización correspondiente será siempre la aseguradora, cuando la póliza incluya una cobertura contra daños de tipo meteorológico.

Todos aquellos coches que estén asegurados con una póliza de seguro de responsabilidad civil de automóviles en este país se encuentran cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros desde el pasado 1 de julio de 2016, por aquellos daños materiales causados por riesgos extraordinarios. Y ello aun cuando carezcan de cobertura de daños propios. Este Consorcio es un organismo estatal al que se destina una parte del dinero correspondiente a las pólizas contratadas.

¿Cómo se entra en contacto con el Consorcio de Compensación de Seguros?

Toda comunicación de daños materiales y solicitud de indemnización deberá realizarse cuanto antes, a través de una llamada telefónica o bien por Internet, en la página web del Consorcio de Compensación de Seguros.

En el caso de solicitar una indemnización al Consorcio, tanto por daños personales como de tipo material, esta solicitud se puede hacer directamente por el propio asegurado, por el tomador o por el representante de alguno de estos. Puede hacerse llegar también a través de la entidad aseguradora con la que se ha contratado la póliza, e incluso con el corredor de seguro que intervino en el contrato.