SOCIEDAD

Francisco Ruíz, el valdepeñero víctima de ETA, considera que la banda terrorista ‘debe pedir perdón a todas las víctimas, lo que han hecho es una burla más’

El pasado 20 de abril la banda terrorista ETA lanzaba un comunicado, a través de los diarios Gara y Berri en el que “pedía perdón” a las víctimas (esta banda terrorista mató durante cinco décadas, dejando 7625 víctimas y 864 asesinatos) que “no tenían participación directa en el conflicto”. Ante este comunicado en Actualidad Valdepeñas nos hemos puesto en contacto con Francisco Ruíz, el valdepeñero que cuando era Policía en el País Vasco, recibió 12 balas de la banda terrorista, para conocer su opinión sobre este comunicado.

Para Francisco “cuando me enteré del comunicado sentí que era una burla más de la banda terrorista, para mí no tiene sentido, es otra mentira más para que no haya vencedores ni vencidos”. Considera que después de 50 años asesinando pedir perdón solo a las víctimas que según ellos “no han tenido nada que ver con lo que llaman conflicto vasco, conflicto, como si hubiera habido una guerra, como si yo que era policía hubiera estado luchando contra ellos en una guerra, es una vergüenza”.

Según Francisco es muy triste e insiste en que “es una burla” que consideren que “a los que han pegado el tiro en la nuca o volado con bombas el furgón de la guardia civil o la policía no sean víctimas, no tiene sentido el perdón que han pedido estos asesinos”.

“Todo es una farsa pero hace falta que la sociedad se dé cuenta que ellos son unos asesinos que han puesto la pistola en la nuca para asesinar y que hay unas victimas que han puesto la nuca. Lo mejor es que quienes han atentado contra nuestra democracia sean juzgados y que cumplan su condena, por respeto al Estado de Derecho. Lo primero y como justa reparación de las víctimas, y sin olvidar que deben pedir perdón a todas ellas, es mostrar la sinceridad de su arrepentimiento mediante la colaboración con la justicia, para conocer a los autores de tantos crímenes que hay sin resolver, porque no olvidemos, que hay más de 300, que ya está bien”, añade Francisco Ruíz, quién también considera que “es muy importante que esta historia negra de España esté en los libros de texto, porque lo que no se conoce se tiende a repetir. En este sentido, considero que el proyecto educativo conjunto del Ministerio del Interior, del Ministerio de  Educación y las victimas del terrorismo, para que se conozcan estos 50 años de historia negra de España está muy bien y espero que quienes lo estudien sean capaces de ponerse en el lugar de las víctimas, un proyecto dirigido a alumnos de ESO y Bachillerato.  Un proyecto que se debería hacer en todo el país para que nuestra juventud conozca la realidad y que sepan que no hubo una guerra sino unos terroristas que mataban sin sentido”.

Otro tema que le llama la atención a esta víctima de la banda terrorista es que cuando los presos de la misma salen de prisión se les recibe como héroes: “No hace mucho que el Ayuntamiento de Santurce recibía como un héroe, tirando cohetes, a un terrorista, o como se recibía a los asesino de Joseba Pagazaurtundúa, Jefe de la policía local de  Andoáin asesinado por la banda terrorista, con un homenaje a sus asesinos en la puerta de la casa de la víctima y con todos los honores. ¿Así piden perdón?.

En este sentido Ruíz ha insistido en que no se trata de venganza sino de “justicia” porque “el Estado de Derecho tiene que amparar la Memoria y Dignidad,  y dar cabida al discurso de los terroristas puede tener graves consecuencias. En Euskadi se sigue aplaudiendo el terrorismo y legitimándolo con esos actos de homenaje a terroristas confesos cuando acaban sus condenas. Corremos el peligro de trasladar la realidad a los jóvenes de que una organización terrorista puede encabezar un movimiento político legítimo, por ello nuestra obligación es construir un relato de vencedores y vencidos, que lo tiene que haber, un relato en el que gane la libertad frente al totalitarismo”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad