SOCIEDAD

Un grupo de valdepeñeros en la residencia de la asociación de huérfanos de la Guardia Civil

Acto asociación Guardia Civil
Acto asociación Guardia Civil

Un grupo de valdepeñeros, todos ellos vinculados a la Guardia Civil, han estado visitando la residencia de la asociación Pro Huérfanos del Benemérito Instituto, que está ubicada en Madrid.

Concretamente se trata del hotel-residencia “Colegio Infanta María Teresa” de la Asociación Pro Huérfanos de la Guardia Civil, pudiendo saludar al vicepresidente de la citada Asociación, el General de Brigada de la Guardia Civil, Vicente Manuel García Romero, así como al Coronel, Carlos Sarrión Resa, destinado en el Estado Mayor de la Dirección General de la Benemérita, que tiene una estrecha vinculación con Valdepeñas.

La expedición valdepeñera visitó los distintos salones que recientemente han sido restaurados, la Biblioteca, el salón de actos y la capilla del Centro en donde se venera a la patrona de la Guardia Civil, Nuestra Señora del Pilar.

El Colegio Infanta María Teresa fue inaugurado en 1914 bajo el reinado de Alfonso XIII. Durante sus casi 100 años de actividad, pasaron por sus aulas más de 10.000 alumnos, convirtiéndose en un referente en la educación y formación de muchos guardias civiles y sus hijos.

En 2011 el Colegio cerró sus puertas, y se procedió al traslado del centro docente al Colegio Marqués de Vallejo de Valdemoro, pero gracias al impulso de la Asociación Pro Huérfanos de la Benemérita, sus instalaciones se dedican de nuevo a satisfacer las necesidades sociales de los miembros del Cuerpo, en este caso, poniendo a su disposición una residencia ubicada en pleno centro de Madrid, concretamente en la calle Príncipe de Vergara.

Entre los componentes de la comisión estuvo el capitán de la Guardia Civil, Lucinio Recio Guzmán, que durante muchos años ha prestado sus servicios en este Colegio, y que tiene fuertes vínculos familiares con Valdepeñas.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad