SOCIEDAD

Un hombre joven condenado a 6 años y 2 meses de prisión por maltratar a su pareja, enfermera que trabajó en el hospital de Valdepeñas

En 2018 tuvimos la oportunidad, en este medio de comunicación, de entrevistar a María Chaparro León, una joven enfermera y escritora, que había publicado un libro titulado “Intervenciones de enfermería en violencia de género con dependencia emocional” y que después también hablamos con ella sobre su segundo libro “Ponte en los zapatos de la víctima”. Sabíamos que María había sido una mujer maltratada física y psicológicamente, pero nos centramos en su obra. Libros sobre violencia de género desde el punto de vista profesional como Enfermera, además de publicar trabajos de investigación que ella ha llevado a cabo, ha participado en congresos internacionales y nacionales donde le han aceptado sus trabajos de investigación, ha dado charlas en diferentes lugares como el Hospital General de Ciudad Real, donde participó como docente en una sesión clínica, y dio una charla junto con la presentación de su tercer libro el día 25 de noviembre de 2018 (Día contra la Violencia de Género) en Carrizosa, su pueblo natal, organizado por el ayuntamiento, concejalía de la mujer y el centro de la mujer con sede en Membrilla.

Esta superviviente ha ayudado a muchas mujeres con diferentes consejos para demostrarles que hay salida a la violencia de género, y ha concienciado a muchas personas de la sociedad incidiendo en la idea de que no se debe mirar hacia otro lado ante esta violencia.

Todas estas labores, las llevó siempre a cabo, desde el punto de vista profesional. Siempre estuvo a la sombra de la manera más prudente, sin dar a conocer su caso personal. A pesar de que en muchas ocasiones necesitaba alzar su voz y visibilizar su caso, por miedo, se mantenía a la sombra. Entró en contacto con muchas mujeres que sufrían o habían sufrido violencia de género, y cuando hablaba con ellas, les decía: “os entiendo”, aunque realmente lo que María quería decirles era: “os entiendo más de lo que creéis, porque yo también he sufrido lo mismo que vosotras”, pero por prevención seguía manteniéndolo en silencio.

Actualmente hemos tenido conocimiento, que María ha ganado el primer juicio. Actualmente, ya existe una sentencia, y María ha decidido desinteresadamente hacer visible su caso para poder ayudar a muchas más mujeres, para demostrarles que hay salida, y para demostrar que con la ayuda de la sociedad, se puede salir de esa violencia.

María ha pasado de VÍCTIMA a SUPERVIVIENTE. Desde el primer momento en el que se puso la denuncia, el Ministerio de Justicia consideró el 6 de Octubre de 2016 que existían indicios de que el investigado había podido cometer diferentes delitos y teniendo en cuenta la violencia y gravedad de los hechos objetivados con las lesiones visibles, adoptaron la medida de alejamiento del art 544 ter. Y además consideraron que teniendo en cuenta la violencia y gravedad de los hechos, era preciso que el cumplimiento de esta medida se controlase a través del correspondiente dispositivo de control telemático dispuesto en el art.48 del Código Penal, ante el riesgo de que la medida pudiese quebrantarse por el investigado y para proteger la integridad física y psíquica de María. De tal forma que se prohibió al imputado acercarse a María, a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar en el que se encontrase, a una distancia igual o inferior a 500 metros, así como a comunicarse con ella por cualquier medio, directo o indirecto, verbal, escrito, informático, telemático, por si o a través de terceros, durante la tramitación del procedimiento y hasta que recaiga la resolución. El control de esta medida se efectuó mediante la colocación del correspondiente dispositivo telemático.

Desde entonces María Chaparro León, intentó recuperar su vida, mediante apoyo de profesionales de la Administración de justicia, profesionales del Centro de la Mujer, profesionales del CNP, profesionales Sanitarios del Sescam, y mucho apoyo de sus familiares y amigos. María ha luchado y sigue luchando, para poder superar esta violencia a la fue sometida. Ella sufrió violencia física y psicológica a manos de su expareja, causándole diferentes lesiones físicas y psicológicas.

María no solo se volcó en luchar para recuperarse a nivel personal, sino que luchó también para que más mujeres no tengan que pasar por lo que ella pasó, y por eso se puso a trabajar duro en trabajos de investigación y publicó tres libros sobre violencia de género que han tenido bastante éxito.

El 8 de Enero y el 1 de Febrero de este año, se celebró la vista oral del primer juicio. Y el día 20 de Febrero de 2019 el Juzgado de lo Penal Número 2 de Ciudad Real emitió la sentencia. La sentencia se caracteriza por ser considerablemente extensa para relatar y explicar todos los hechos probados, todos los testigos que verifican el testimonio de María, y diferentes pruebas que no dejan duda de que María sufrió diferentes episodios de violencia de género a manos de su ex pareja, así como partes de lesiones y valoración de Fiscalía y Forense de la administración de justicia. En esta sentencia se condena al acusado, como autor criminalmente responsable de UN DELITO DE MALTRATO HABITUAL, previsto y penado en el artículo 173.2 inciso primero y segundo del Código Penal, de CUATRO DELITOS DE MALTRATO EN EL ÁMBITO DE LA VIOLENCIA SOBRE LA MUJER, previsto y penado en el artículo 153.1 del Código Penal y de UN DELITO DE LESIONES previsto y penado en el artículo 148.4 del Código Penal. Por lo que ha sido CONDENADO A 6 AÑOS Y 2 MESES DE PRISIÓN, al cumplimiento de una orden de alejamiento, al pago de las costas procesales, a una responsabilidad civil y a la prohibición de tenencia y porte de armas.

A día de hoy, María ha rehecho su vida y sigue luchando para acabar con esta lacra social, con la esperanza de que algún día por fin esta violencia se erradique.

IMG-20190404-WA0012 (Copiar)

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad