SOCIEDAD

El Hospital de Valdepeñas programa visitas mensuales del grupo Animaciones Chocolatinas a los niños ingresados en Pediatría

Los pequeños ingresados en las plantas de Pediatría y Maternidad del hospital de Valdepeñas, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han podido disfrutar de la compañía de los integrantes del grupo Animaciones Chocolatinas que trajeron al hospital su espectáculo de payasos y a los personajes de la serie de animación de moda, la Patrulla Canina. 

hospital valdepeñas

Animaciones Chocolatinas lo forman tres jóvenes de la Ciudad del Vino, Marta y Raquel García López y Antonio García Delgado. Está previsto que vayan al hospital una vez al mes de forma voluntaria y altruista para ofrecer un rato de diversión a los niños ingresados y hacer más llevadera su situación, un objetivo que alcanzaron plenamente a la vista del clima alegre que crearon y las risas que arrancaron a los niños y a sus familiares.

Las visitas de este grupo de animación se inscriben dentro de las iniciativas que la Gerencia de Área Integrada de Valdepeñas está poniendo en marcha para propiciar una asistencia y una atención sanitaria más cercana a las necesidades y a su situación anímica.

En este caso, las visitas del grupo Animaciones Chocolatinas potencian la capacidad terapéutica de la risa y el humor y muestran la cara más amable y desenfadada del hospital, un logro que tanto el equipo directivo como el jefe de servicio de Pediatría agradecen encarecidamente porque hace que los pequeños estén más contentos y se lleven un mejor recuerdo de su paso por el centro  hospitalario.

Hay que recordar que esta actividad complementa otras que el hospital valdepeñero está llevando a cabo para humanizar la asistencia sanitaria, reducir el estrés y mejorar la salud emocional de los niños durante su ingreso en el hospital.

En esta relación figuran la apertura de una sala de espera exclusiva para urgencias pediátricas en la que los niños no tienen que compartir espacios con los pacientes adultos y se muestran más tranquilos y el refuerzo del compromiso del personal de Pediatría con la mejora de la calidad asistencial mediante charlas específicas sobre la importancia de la lactancia materna y las técnicas para evitar su abandono precoz, el manejo de las patologías prevalentes pediátricas, los cuidados en el desarrollo del bebé y la valoración inicial al ingreso del paciente pediátrico. 

De este modo, desde el hospital de Valdepeñas se fortalece uno de los pilares estratégicos marcados por la Consejería de Sanidad, la humanización de la asistencia, para hacer que los pacientes que acuden a un centro dependiente del SESCAM se sientan cuidados además de atendidos.