SOCIEDAD

Lucía Lara Huertas llega a un acuerdo judicial con el director del Grupo de Teatro Solidario tras denunciarle “por plagio” en un texto de su propiedad

Lucía Lara Huertas mostrando la documentación en rueda de prensa
Lucía Lara Huertas mostrando la documentación en rueda de prensa

Los hechos se remontan, según ha explicado en rueda de prensa la joven Lucía Lara Huertas, a finales del año 2016 cuando ésta valdepeñera, que entonces tenía 16 años, había escrito una obra de teatro que se basaba en explicar y detallar lo ocurrido en la conocida “Contienda de Valdepeñas del 6 de junio de 1808”: “Esta obra la llamé Miedo y Osadía. Memorias de una contienda, ya que relata el inicio, el desarrollo y desenlace de lo que ocurrió en ese contexto histórico en la ciudad de Valdepeñas”, explica Lucía.

La joven escritora señala que “me dispuse a ofrecerle el guión a una persona que estaba dentro de una compañía teatral de esta ciudad. Concretamente a Francisco Fernández Fernández, miembro y director de varias obras que llevaba a cabo junto al Grupo de Teatro Solidario de Valdepeñas. Hicimos una reunión con esta persona y otros miembros del Grupo de Teatro, en la cual se haría una lectura del guión y, se acordó que yo le mandaría el guión a Antonio León García vía e-mail para realizar una lectura más completa y, más tarde, confirmar si se llevaría a cabo o no. Finalmente, tras demasiados desplantes e intentando evitar darme una respuesta, se me informó que no se podía llevar a cabo ya que no había suficientes actores y la duración se alargaba demasiado”. En este sentido añade que es “una respuesta que a día de hoy no logro comprender, ya que en ese grupo hay suficientes actores y la duración de mi obra no sobrepasaría la hora”.

Lucía Lara relata que “mi sorpresa fue cuando tras unos meses, exactamente sobre abril de 2017, me encontré un cartel en el cual informaba, que se iba a realizar una representación de teatro en el Auditorio Francisco Nieva el día 13 de mayo, de ese mismo año, a cargo del Grupo de Teatro Solidario y, cuyo teatro se titulaba “Sucesos del seis de junio de 1808”. Tras visionar la obra que representaban, pude apreciar sin mucha dificultad que esa obra, compartía con la mía la trama principal, varias paráfrasis en los diálogos, y hasta personajes”.

Esta joven escritora había registrado la obra en la Propiedad Intelectual desde 2016, tal y como cuenta en rueda de prensa a los medios de comunicación y añade que “con una calificación jurídica favorable, me dispuse inmediatamente en ponerme en contacto con José Manuel Guilló Buendía, abogado del despacho de Buendía y Esquiva. Quien finalmente han llevado todo el caso, para presentar una demanda contra el “autor y director” de la obra “Sucesos del seis de junio de 1808”, por supuesto plagio por aquel entonces. Tras preparar todo lo necesario para llevar la demanda a cabo en materia de propiedad intelectual por la infracción de derechos de autor, el pasado día 30 de abril de 2019, se llevó a cabo la celebración de la audiencia previa. La cual, ambas partes llegamos a un acuerdo en sala”.  Acuerdo que, según cuenta Lucía “fue difícil de llegar por el empecinamiento y negación de ésta persona a reconocer que había tenido en posesión mi guión, ya que negaba rotundamente que, incluso, la había leído. Además de exponer que la totalidad de toda su obra era totalmente diferente a la mía. Aunque en el peritaje que presentó en su defensa, reconoce que había un 1% de similitudes según un programa informático llamado compilation.net. Programa de profesorado cuyo objetivo está en encontrar un “copia-pega” de los escritos de fuentes libres de internet. Por lo cual, dicho programa no sirve para cotejar la paráfrasis en documentos”.

Lucía recuerda que “en el acuerdo escrito consta que Francisco Fernández Fernández, coautor y cocreador de la obra “Sucesos del seis de junio de 1808”, elaboró y creó su obra en base a su documentación de varias fuentes historiográficas y, también en la obra “Miedo y Osadía. Memorias de una contienda”. Insisto, consta textualmente que en el proceso de elaboración y creación de la obra, fueron consultadas varias fuentes y además, mi obra original, “Miedo y Osadía, Memorias de una contienda”. Esta fue la única fórmula de acuerdo que aceptó Francisco (la expresión “creó su obra en base a…”). Que, al no haber contado con la autorización expresa de mí persona para la representación de la obra, y dado que la representación tuvo muy buena acogida y aceptación por parte del público y, que fue con fines altruistas y sin ánimo de lucro, se fija un acuerdo común en la indemnización de 500 euros a mi favor”.

Para Lucía es “una cantidad mísera por el daño causado y que puede causar a mi persona. Además, si en un futuro se representase “Sucesos del seis junio de 1808”, deberá de contar con mi consentimiento expreso, y si no es así, queda con la obligación expresa de que en la cartelería y en la publicidad del evento previo a su representación, deber constar y citar que la obra está basada en parte a Miedo y Osadía. Memorias de una contienda”.

Un proceso que se declaró finalizado “haciendo que se ordene que el Excmo. Ayuntamiento de Valdepeñas deberá de publicar una copia del auto en el tablón de anuncios del Ayuntamiento por plazo de un mes. Dicho auto todavía se puede visualizar en el tablón de anuncios y en la web del Ayuntamiento. Negándose en rotundo a aceptar que el Juez ordenase la publicación del acuerdo en prensa, y es por ello que agradezco su presencia aquí.  Esta rueda de prensa la he llevado acabo para limpiar mi honor como escritora y autora. Ya que, a causa de esto, se ha ensuciado mi imagen y, sobre todo, se ha ensuciado la imagen de mi obra teatral, porque al ser una obra que en parte ya está estrenada, y más por un tercero sin mi consentimiento, no puede llegar a considerarse un estreno y, puedo tener la mala suerte de que no se llegue a representar nunca esta obra porque se crea que yo he realizado un plagio a esa otra. Por último, añadir que, ojalá este infortunio no se vuelva a suceder ni a mi persona ni a otra persona, ya que me puedo imaginar cómo se sentiría otra persona en mi lugar, porque esto para mi me ha afectado tanto personal como profesionalmente”.

Finalmente, Lara Huertas, ha recordado que "anteriormente no había colaborado con ellos, esta era la primera vez y nadie me ha pedido disculpas". También ha anunciado que presentará un escrito en el Ayuntamiento porque "no nos cabe en la cabeza que quienes están encargados de dar las Medallas -en este caso Francisco tiene la Medalla al Servicio Desinteresado en 2018-, no investigue sobre la trayectoria de las personas a las que se les da medallas".

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad