SOCIEDAD

Manuel Carretero: “El reconocimiento nos llena de alegría porque nos afirma que el cariño que le tenemos a este pueblo también nos es correspondido”

La familia de Manuel Carretero Minaya será nombrada Hijo Adoptivo de Valdepeñas el día 2 de septiembre durante el acto Institucional de las Fiestas de la Vendimia y del Vino. Una familia que llegó a esta ciudad hace ya muchos años y que echó raíces. Con este empresario, ya jubilado y fundador de la empresa Carretero Maquinaria Agrícola, que hoy dirigen sus hijos, hemos hablado sobre su vida en la localidad, lo que siente por este reconocimiento y sus recuerdos.

Manuel Carretero con su esposa.
Manuel Carretero con su esposa.

¿De dónde sois naturales y cuando llegasteis a Valdepeñas y por qué?

Somos naturales de Villanueva de la Jara, un bonito pueblo de la Manchuela conquense. Éramos una familia de 4 hermanos y 1 hermana. Mi hermano Jesús fue el primero en llegar a Valdepeñas hace 49 años. Después, este pueblo también acogió a mis otros hermanos, a mi hermana y a mi padre.

Yo llegué en 1.978, con 35 años y una oferta de trabajo de Motor Ibérica (ATASA), en el departamento comercial, vendiendo maquinaria agrícola.

¿Qué supone para ti que seáis nombrados hijos adoptivos de Valdepeñas, después de tantos años viviendo aquí?

En estos años nos hemos sentido unos valdepeñeros más, así es que este reconocimiento nos llena de alegría, porque nos afirma que el cariño que le tenemos a este pueblo también nos es correspondido.

Vuestra familia ha sido uno de los pilares fundamentales de la economía de esta ciudad ¿Sois conscientes de ello?

Nuestra empresa empezó con una nave alquilada en la Avenida del Sur en 1.985. Éramos 7 trabajadores. En todos estos años hemos ido creciendo lentamente a base de trabajo y humildad. Actualmente, en mi empresa trabajan 40 personas y tenemos delegaciones en Ciudad Real y Albacete. Somos concesionarios de marcas de maquinaria agrícola como Fendt, Massey Fergusson, Valtra o Gregoire, además de las marcas de automoción Land Rover y Mazda. Además, hace unos meses hemos sido nombrados concesionarios de Jaguar en Ciudad Real y Albacete, siendo los únicos franquiciados de esta marca en Castilla-La Mancha.

Nunca habíamos pensado que nuestro trabajo mereciese ningún reconocimiento, ni que fuésemos ningún pilar de la economía de Valdepeñas, lo hemos hecho por sentido del deber y porque es lo que siempre nos ha gustado.

Cuándo os dijeron que os iban a distinguir ¿Cuál fue tu reacción y la de tus hijos?

Fue una gran noticia que me llenó de alegría. Mis hijos llegaron aquí con 1 y 7 años, respectivamente, y están muy contentos por el reconocimiento.

¿Crees que esto supone una motivación importante para seguir en el mismo camino que hasta ahora os habéis trazado la familia Carretero Minaya?

El camino trazado ya lo está siguiendo la nueva generación. Mis hijos gestionan el negocio familiar desde mi jubilación, hace ya 8 años.  Para ellos, este nombramiento es una motivación muy especial.

De las personas de tu familia que ya no están ¿A quién dedicarías especialmente este reconocimiento?

Lo dedico especialmente a mi madre, falleció hace ya 46 años pero siempre recuerdo el apoyo que me prestó cuando empecé a buscar mi futuro fuera de casa.

Hubiese sido muy bonito recoger el reconocimiento junto con mis hermanos Juan y Pedro, pero lamentablemente ya no están con nosotros.

¿Qué mensaje lanzarías a los valdepeñeros por hacerte hijo adoptivo?

Les diría que esta es una buena tierra donde trabajar y crecer. Que hay que creer en el futuro de este pueblo y apostar por él.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad