SOCIEDAD

Las obras de la Asunción de Valdepeñas sacan a la luz entre 5.500 y 6.000 cuerpos humanos

Sacas de restos humanos encontrados en la restauración de la Iglesia de la Asunción de Valdepeñas, en 2018.
Sacas de restos humanos encontrados en la restauración de la Iglesia de la Asunción de Valdepeñas, en 2018.

Así lo han explicado esta mañana en rueda de prensa, la arquitecta que lleva las obras de restauración de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Valdepeñas, Gloria Ciudad y el Director de intervención arqueológica, Julián Vélez. A quién han acompañado Felipe Ciudad, arqueólogo y Leticia Vivar, jefe de obra, además de Enrique Galán, párroco de esta iglesia. Recordamos que el pasado 4 de abril, Actualidad Valdepeñas publicó en primicia este hallazgo, aunque aún no se tenían datos concretos, que hoy sí han explicado.

20180517_100327 (Copiar)

A fecha de hoy y cuando aún quedan algunos restos por extraer, se ha hecho un cálculo estimativo sobre los mismos, habiéndose extraído de la zona alrededor de 5.500 a 6.000 cuerpos humanos, más o menos completos. Datos que según estos expertos serán definitivos cuando se termine de estudiar los mismos, cuya labor están desarrollando dos doctorandos de la Universidad de Granada.

Hay 120 sacas llenas de huesos de las cuales cerca de 20 son cráneos y el resto huesos. En total hay 1.200.000 huesos

Los restos corresponden a cráneos y huesos de los brazos y piernas, lo que hizo pensar que se trataba de mondas de sepulturas, existentes en el subsuelo de la Iglesia.

En cuanto a las fechas a las que pertenecen estos restos humanos, no hay una datación directa por ahora, pero creen que deben ser desde los siglos XV a finales del XVIII, fecha ésta, en que se dejó de enterrar en las iglesias mediante la expedición, el 3 de abril de 1787, de la primera Real Cédula de Carlos III, que ordenaba la construcción de cementerios al aire libre y fuera de las ciudades: “enterrar en las iglesias era insalubre, es más a la gente las enterraban bajo una fina capa de tierra” explica Vélez.

Hasta el momento se han analizado un total de 2.264 cráneos, algunos fragmentados, pero la gran mayoría en un excelente estado de conservación. De los 2.264 cráneos analizado 1.243 son varones y 1021 mujeres. Hay un mayor número de individuos adultos de edades entre 21-40 años con respecto a los maduros, de entre 41 y 60 años. En algunos casos, sobre todo las mujeres, superan los 60 años de edad.

Según Julián Vélez, también hay una importante cantidad de restos de niños “posiblemente, esto habrá que estudiarlo, en aquella época había una gran mortandad infantil”. En este sentido, ha añadido que no se trata de enterramientos sino más bien de osarios.

A falta de un estudio completo, se contempla la hipótesis que los cuerpos fueron extraídos de las tumbas del subsuelo de la Iglesia, o bien mediante la realización de limpiezas de dicho subsuelo y subidos a esta zona de la bóveda, que se convirtió en el osario de la Iglesia de la Asunción.

Gloria Ciudad ha explicado que una vez finalizada la primera fase de las obras, que correspondía a la cubierta, se iniciaba la segunda fase, que comenzaba con el refuerzo del trasdós de la bóveda de ladrillo, situada sobre cancel norte, y limpieza del espacio bajo cubierta de la nave de San Lorenzo y capilla penitencial: “Para llevar a cabo el refuerzo de la bóveda había que limpiar alrededor de la misma y descubrir así la base. Es aquí cuando detectamos la existencia de gran cantidad de escombros acumulados, superando el metro de altura, y de una grieta entorno a los 10 centímetros de anchura y 60 de profundidad, paralela a la fachada norte y recorriendo dos tercios del total de la misma, probablemente debido al terremoto de Lisboa, que ocurrió en 1755”.

20180517_103900 (Copiar)20180517_104054 (Copiar)HUESOS (Copiar)

(Imágenes de la planta de la Iglesia de la Asunción, en color rojo el lugar donde se han encontrado los restos humanos. En la segunda y tercera foto se ve la fachada donde estaban los restos y que muestra Gloria Ciudad)

20180517_103417 (Copiar)20180517_103426 (Copiar)20180517_103340 (Copiar)

Una vez que se retira la primera capa de escombros alrededor de la bóveda de ladrillo es cuando comienzan a aparecer huesos en la parte oeste de la bóveda, entre esta y el arco de separación con la capilla penitencial. A partir de ahí, se avisa a la propiedad y al arqueólogo de la obra que es quien da parte a Patrimonio y se nombra otro arqueólogo para el control directo de la obra y bajo supervisión del primero, explica Ciudad.

Estos expertos también han hablado de las patologías que algunos restos mostraban como, por ejemplo, afecciones maxilodentarias (caries, abscesos…), así como lesiones como criba orbitaria e hiperostosis porótica, atribuidas a episodios carenciales durante la infancia, seguramente alimenticios. También se puede ver una elevada frecuencia de traumatismos, tanto en hombres como en mujeres, aunque ligeramente superior en hombres, muchos de los cuales evidencian episodios de violencia interpersonal (posiblemente disparos de bala o agujero de trepanación). Hay una decena de cráneos trepanados y cráneos con lesiones características de sífilis.

(Imagen de las patologías de algunos de los restos de cráneos encontrados)

20180517_104129 (Copiar)

Estaba previsto que las obras de la Asunción, que comenzaron en Semana Santa, acabaran en marzo de 2019, pero según Gloria Ciudad “se va a tardar más por este tipo de hallazgos”. Igualmente, la continuación de los trabajos de restauración en el interior de la Iglesia, permitirá la realización de catas arqueológicas con las que se recogerá importante información sobre la propia construcción de la Iglesia, las criptas y los enterramientos que el subsuelo guarda.

Vélez también ha añadido que se han encontrado restos de cerámica de los siglos XVI y XVII, restos de algo parecido a un rosario, una cabeza de cabra y algún elemento decorativo de la iglesia.

20180517_104150 (Copiar)

Asimismo, hay 120 sacas llenas de huesos de las cuales cerca de 20 son cráneos y el resto huesos. En total hay 1.200.000 huesos “imaginaos lo que cuesta hacer el estudio y el trabajo que supone” ha añadido Vélez quién también ha dicho que “seguro saldrán individuos de enterramientos”.

SACAS LLENAS HUEOS 2 (Copiar)

Finalmente, Enrique Galán, ha manifestado su intención de construir una Cripta para enterrarlos dentro de la iglesia.

Junto a los ya mencionados expertos, también trabajan los antropólogos Lydia Sánchez-Barba Muñoz y Ángel Rubio Salvador.