SOCIEDAD

Que los padres y educadores aprendan a detectar el acoso escolar para resolverlo, objetivo de la jornada de la Federación Provincial de APAS

Un total de 40 personas pertenecientes a la comunidad educativa de Valdepeñas, padres y educadores, han asistido a la Jornada sobre bullying y ciberbullying que se ha celebrado durante toda la mañana de hoy sábado en el centro de Servicios Sociales de Valdepeñas y que está organizada por la Federación de APAS de Ciudad Real. El objetivo es formar a padres y profesores para que sepan como detectar y resolver el problema, tanto del acosador como del acosado.

fapas  valdepeñas1 (Copiar)

En esta jornada además de la charla sobre si "¿Existen “vacunas” ante el bullying y el cyberbullying?" se ha realizado una actividad grupal sobre como detectar el acoso escolar y las consecuencias en la víctima y su familia.

Maribel Sánchez Villar, presidenta de la Federación de APAS de Ciudad Real ha señalado que esta actividad se realiza por la demanda de los padres sobre el tema del acoso escolar, por lo que “la Federación pensó que era necesario informar y formar de los problemas y lo que puede pasar con nuestros niños”. Igualmente, se ha referido a la ayuda que la Junta de Comunidades, desde la Consejería de Educación, está prestando a esta entidad para poder dar los cursos, así como al Ayuntamiento de Valdepeñas por su colaboración.

Por su parte, el concejal de Cultura, Manuel López, quién también ha estado presente en esta jornada, ha recordado como los padres también debemos educarnos en este sentido para que “sepamos cómo manejarnos y como actuar con nuestros hijos cuando se de este problema o evitar que lo tengan, tanto acosadores como acosados, porque hay que intentar que nuestros hijos no acosen y que no sean acosados”.  En este sentido, se ha referido a la importancia de conocer los síntomas que pueden tener ante una u otra situación.

La ponente de la charla, Eva Mª Yangüela González, psicóloga y experta en violencia familiar, ha explicado a los asistentes que la formación de los padres es muy importante para detectar señales y como la clave siempre está en la autoestima, tanto del acosador como del acosado, porque “no hay que olvidar que el primero también tiene un problema de autoestima importante”.

En cuanto a las señales, y según esta experta, suelen estar sobre todo en el aislamiento social del acosado, la huida de las relaciones sociales y el aferramiento al hogar, pero también se ha referido al ciberbullying y el hecho de “como la interacción con las nuevas tecnologías genera ansiedad y como los padres deben preguntarse ¿qué está pasando cuando mi hijo deja de estar con el ordenador o el móvil?. Ahí algo pasa”.

Para Yangüela la labor de los padres es estar ahí y sobre todo ser cercanos a que sus hijos puedan hablar: “Aquí la clave es el silencio y como se instaura la cultura del miedo por parte del acosador para que los acosados no manifiesten lo que están sintiendo. El miedo es la clave del control, algo que hay que romper para que nuestros hijos no tengan miedo a contarlo tanto a padres, madres como a profesores”.

Asimismo, se ha referido a los protocolos que existen en los centros educativos y como actualmente se ponen en marcha más rápidamente, lo que hace que no lleguen a más los casos que se dan.

Tras la charla se ha realizado una actividad grupal en la que se ha llevado a cabo el análisis de temas relacionados, como son:  “¿Qué podemos hacer los padres y madres para detectar que nuestros hijos/as están siendo víctimas de acoso escolar?”, “ ¿Qué consecuencias provoca para la víctima y su familia?, además de exposición de las mesas de trabajo, conclusiones y evaluación.