SOCIEDAD

A partir del lunes, cinco policías sancionarán en Valdepeñas a los propietarios de perros que no recojan sus excrementos de la calle

Este mediodía, mediante una rueda de prensa, las concejales de Medio Ambiente y de Policía en el Ayuntamiento, han informado de la inminente puesta en marcha de UPROMA, la Unidad de Protección del Medio Ambiente de Valdepeñas para sancionar a los dueños de perros que no recojan sus heces de la vía pública. Las multas serán de 50 euros, aunque la cantidad irá ascendiendo si se reincide o si se cometen otras infracciones.

DSC_0116 (Copiar)

La puesta en marcha de UPROMA forma parte de una campaña de concienciación ciudadana con la desde el Consistorio se pretende que evitar que se dejen las heces de las mascotas en la vía pública. Mediante una Unidad de la Policía Local, formada por cinco agentes que rotarán a diferentes horas del día y que podrán ir de paisano o uniformados, se van a dedicar a hacer recorridos por toda la localidad para proponer para sanción a quienes incumplan con lo establecido.

La multa será de 50 euros, si se reincide por segunda vez será de 150 y si se pilla a la misma persona en tres ocasiones, será de 300. La cuantía podrá llegar hasta los 2.500 euros si además se cometen otras infracciones, como no llevar al animal con correa o con bozal, en el caso de perros de razas potencialmente peligrosas. Amparo Crespo, responsable de Medio Ambiente, ha descartado el interés por recaudar de esta medida, pues “queremos vigilar estos comportamientos tan incívicos, el Equipo de Gobierno no busca ningún  afán recaudatorio, lo que queremos es concienciar, tratar de disuadir y de educar a las personas que realizan estas malas prácticas”.

Por su parte, Ana Rosa Ruiz, Concejal de Policía, ha efectuado un llamamiento a la ciudadanía para “que sean un poco solidarios” y llamen al 092 de la Policía Local cuando conozcan algún caso de una persona que no recoge los excrementos de su animal. “Es lógico que se pueda tener algún vecino que incumpla las Ordenanzas de Limpieza Viaria y tenga hartos a los demás. De forma anónima, es cuestión de llamar y explicar la situación y se tendrá en cuenta para hacer un seguimiento” ha asegurado, añadiendo que “de lo que se trata es de atajarlo lo antes posible y hacer que la gente sea un poco más cívica y piense más las cosas para no molestar a los demás a nivel de limpieza viaria y salubridad pública”.

Finalmente, Crespo ha recordado que desde su Concejalía se dan bolsas gratuitas para la recogida de excrementos en las instalaciones en la calle Juan Alcaide, número 9; además de la existencia de zonas de esparcimiento camino en distintos puntos de la ciudad.