SOCIEDAD

“Pequeños gestos que dan vida”: La campaña del Banco de Alimentos con la que aún estás a tiempo de colaborar

El Banco de Alimentos ha organizado la Gran Recogida de Alimentos para estos días 25 y 26 de noviembre; la campaña se está desarrollando en numerosos supermercados a nivel nacional; en Valdepeñas, los ciudadanos aún están a tiempo de colaborar en el supermercado La Despensa. 

fesbal_tn
fesbal_tn

El lema de la Gran Recogida de Alimentos de este año 2016 es: "Pequeños gestos que dan vida". Pequeños gestos de grandes ciudadanos que digan sí a esta campaña y decidan sumarse a ella. O bien donando parte de su bolsa de la compra… o bien apuntándose como voluntarios para animar a otros a que donen parte de la suya.

El objetivo de la Gran Colecta de este año es superar o al menos mantener los 22 millones de kilos de alimentos no perecederos obtenidos en la pasada edición; para ello, las personas que quieran pueden donar productos no perecederos, como leche, zumos, aceite, arroz, pasta, cacao, azúcar, café, conservas, cereales, galletas, salsas, harina, comida para bebés, legumbres, productos de limpieza, gel, jabón, champú, pañales, toallitas húmedas, pasta dental, cepillo de dientes, desodorante, polvos de talco o maquinillas de afeitado.

2016-11-26-PHOTO-00000032_tn

Esta Gran Recogida Anual de Alimentos 2016 se apoya en la solidaridad y en la necesidad como sus dos pilares fundamentales. La solidaridad ciudadana es clave, tal y como indica el lema de este año: “Pequeños gestos que dan vida”, sin los voluntarios y los donantes nada sería posible –señalan desde el Banco de Alimentos;  Pero también se cuenta con la solidaridad de las numerosas empresas, cooperativas del campo, fundaciones e instituciones públicas y privadas que hacen donaciones en especie y que desarrollan apoyos de voluntariado corporativo.

Finalmente, la Federación señala  la importancia que para los Bancos de Alimentos tiene esta campaña de la Gran Recogida anual, recordando que en el pasado año 2015 se recogieron 22 millones de kilos de alimentos no perecederos, lo que supuso almacenar en un solo fin de semana el 18 % de los alimentos que la organización recibió en todo ese año. Con esos productos se atendieron a unas 8.500 instituciones benéficas, que distribuyeron los alimentos entre cerca de 1.600.000 personas desfavorecidas a nivel nacional.