SOCIEDAD

La procesión de la Virgen de Consolación puso fin a las LXVI Fiestas de la Vendimia y Vino

La procesión de la Virgen de Consolación puso ayer fin a las LXVI Fiestas de la Vendimia y el Vino en Valdepeñas. A pesar de la lluvia caída previa a la salida de la misma, 20:30 horas, la Hermandad y la Iglesia decidieron esperar y hacia las 21:00 horas la Virgen salió de su templo para recorrer las calles de la ciudad: Real, Cervantes, Seis de Junio, Cristo, Virgen y llegada a Plaza de España. Durante el recorrido, vecinos de la localidad lanzaron pétalos de flores blancas sobre la Patrona.

Tras la llegada a Plaza de España, se escuchó el himno de España, se cantó el himno de la Virgen de Consolación y se procedió al Besamanos por parte de los fieles.

20190908_214129 (Copiar)20190908_211814 (Copiar)20190908_214917 (Copiar)20190908_204446 (Copiar)

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad