SOCIEDAD

Rechazada la moción del PP a favor de la Prisión Permanente Revisable

Martín Miguel, Portavoz del Grupo Municipal Popular en el ayuntamiento de Valdepeñas
Martín Miguel, Portavoz del Grupo Municipal Popular en el ayuntamiento de Valdepeñas

La historia reciente del Ayuntamiento de Valdepeñas no presenta un caso de división del voto dentro de los grupos municipales, como el que se produjo este lunes a consecuencia de la moción que el Partido Popular llevó al Pleno, pidiendo apoyo para el mantenimiento de la Prisión Permanente Revisable, que todos los grupos políticos del Parlamento, a excepción del PP (y con la abstención de Ciudadanos) quieren derogar.

La moción ha sido planteada en la mayoría de consistorios donde el PP tiene presencia y, como en todos en los que no gobierna, ha sido rechazada. En la vecina Manzanares, la moción ni siquiera fue admitida en el orden del día.

Tras el debate, en el que se vivió un momento desagradable cuando el ponente de la moción, Martín Miguel Rubio, se dijo víctima de un ataque personal por parte del portavoz de Izquierda Unida, Gregorio Sánchez Yébenes, en este preciso grupo el voto estuvo dividido, con dos en contra (los de Yébenes y Juana Caro) y uno a favor (el de Inmaculada Mora, coordinadora local de Ganemos). Tampoco hubo unidad de criterio en el grupo de Ciudadanos Independientes (UCIN), en el que el portavoz Sergio Mota votó a favor y su compañera Ana Martínez, se abstuvo.

Los puntos de vista de los grupos fueron los previsibles. Rubio Esteban remarcó que el supuesto se restringe a los casos de terrorismo y violencia de género extrema. Apeló a la responsabilidad de los gobernantes, para tener “estómago” y atender a lo que la sociedad demanda. Habló de que la opinión pública tiene que estar presente en las asambleas legislativas (parlamentos) y que el apoyo de la sociedad al modelo de Prisión Permanente Revisable es mayoritario.

Francisco Delgado, portavoz socialista, acusó al PP de politizar el dolor, de “jugar con las emociones a través de una ley” y de pretender que hayan dos víctimas en lugar de una, con cada asesinato. Instó a los populares a “dejar que los ánimos se apacigüen”.

Sánchez Yébenes criticó que el portavoz popular traiga al Ayuntamiento mociones de calado político de índole nacional, sin conexión local. Le espetó a hacer oposición al PSOE que gobierna en Valdepeñas.

Sergio Mota, favorable a la moción, encontró un “pobre argumento” en rechazar la prisión permanente revisable por ser una “cadena perpetua disfrazada”.

La propuesta del PP fue rechazada con 13 votos en contra (11 del PSOE y 2 de IU), 7 a favor (5 del PP, 1 de IU y 1 de UCIN) y una abstención (de UCIN).