SOCIEDAD

UPA CLM pide que se saquen tablillas de precios y que estos se incluyan en los contratos de vendimia

UPA Castilla-La Mancha ha dado una rueda de prensa en Valdepeñas para informar de la preocupación que los agricultores les están trasladando ante la falta de tablillas de precios al inicio de la campaña de vendimia y la reclamación de precios en contrato. En la misma ha estado Julián Morcillo, secretario general de UPA Castilla-La Mancha y  Alejandro García-Gasco Alcalde, responsable del sector del Vino de UPA Castilla-La Mancha.

Morcillo ha señalado que se prevé que sea una campaña buena con una producción razonable dentro de la media de los últimos años y que en este la vendimia vuelve a sus fechas normales". Así, ha añadido que los agricultores han mostrado su preocupación porque a pesar de que la mayoría tienen sus contratos y los precios negociados con la industria, estos últimos días se está generalizando en las variedades tradicionales, airén o tempranillo, que "muchos agricultores tenían contratos en los que se hacía referencia a una tablilla en la que no aparecían los precios". En este sentido, ha anunciado que han pedido una reunión de urgencia con la Agencia de Información y Control Agroalimentario, para analizar esta situación: "Hay que recordar que tenemos que cumplir con la ley de mejora de la cadena agroalimentaria, ley 12/2013 que establecía que en los productos perecederos como la uva debía haber un contrato previo a la entrega y en él aparecer un precio cierto y el plazo para el pago de las uvas sería de un mes a partir de la última entrega. En esto habíamos avanzado mucho en nuestra región y lo que queremos es no volver atrás, por ello vamos a exigir a todas las industrias que cumplan con la ley".

En cuanto a los precios en Mancha "vemos que se está cometiendo una barbaridad, en el sentido que plantean una reducción en tintos cencibel de un 17% y en airén de un 15%, respecto al año anterior. Precios que no podemos entender porque la situación del sector es buena y no garantizan la rentabilidad de nuestras explotaciones".

Morcillo también ha recordado que a 31 de julio había 3,3 millones de hectolitros menos a nivel nacional y más de 2 millones menos a nivel de Castilla-La Mancha.

Por su parte García-Gasco ha dicho que "no entendemos esa reducción de precios que son ruinosos para el agricultores, lo que demuestra que en el sector no se ha hecho nada". En este sentido, ha explicado que la propia Consejería de Agricultura había dicho que la provincia de Ciudad Real aumentó las exportaciones y eso no es reflejo a la hora de "los viticultores". Considera que la opacidad en los precios se está convirtiendo en una norma en las campañas vitivinícolas y que el sector industrial "abusa del agricultor porque sabe que tiene un producto perecedero, que es la uva y que tiene prisa por entregarla. Por ello lo denunciamos públicamente y pedimos una reunión urgente con el AICA para que inspeccione".

También ha recordado que a muchos agricultores que han entregado las uvas más tempranas "se les ha dado un albarán con kilos y toma de muestra de grado, y no el precio. No se está cumpliendo la ley de cadena agroalimentaria que tanto nos costó al sector productor que pusiera en marcha el gobierno".

Finalmente, ha recordado que el pedrisco caído con las últimas tormentas supone al agricultor un coste añadido "por lo que es vergonzoso querer bajar precios, cuando en la campaña anterior hubo subida, máxime cuando se supone que no hay existencias".