SOCIEDAD

La “XX Noche de los Expresos” congregó a una veintena de amantes del Ferrocarril en la estación de Valdepeñas

EL TRENILLO 3
Miembros de la Asociación de Amigos del Ferrocarril "El Trenillo" de Valdepeñas y algún visitante (Fotos de Actualidad Valdepeñas).

Si hay algo que tienen claro en la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Valdepeñas “El Trenillo”, es “que esta tradición no se puede perder, aunque no pasen ya expresos y nuestra ciudad, en cuanto a núcleo ferroviario haya quedado relegada a un segundo plano”, máxime cuando llegó a ser uno de los núcleos más importante en este sentido.

foto trenillo antiguo estación valdepeñas (Copiar)ANTIGUA ESTACION DE VALDEPEÑAS (Copiar)

El Trenillo lleva 20 ediciones (un año se realizaron dos) de “La Noche de los Expresos”, aunque 19 años haciendo esta actividad en la que abren su sede, situada en la estación de Valdepeñas, para que la gente conozca de cerca toda la historia ferroviaria que engloba, recibiéndolos con un ágape y un brindis de bienvenida. Un hermanamiento al que asistieron amantes del ferrocarril y de otras asociaciones procedentes de Madrid, Ciudad Real, Manzanares, Santa Cruz de Mudela y Valdepeñas, y a los que el historiador Daniel Marín les habló, en una conferencia y con imagenes, de la estación de Consolación, cuyo edificio aún pervive, aunque inactivo.

NOCHE EXPRESOS 2017 3

EL TRENILLO 6EL TRENILLO 5

Marín explicó como a partir del crecimiento económico de la zona valdepeñera durante el último tercio del siglo XIX, basado, entre otras cosas, en el comercio vitivinícola la compañía de Madrid a Zaragoza y Alicante (MZA), estableció distintos apartaderos para facilitar el cruce de los trenes, que en ese momento circulaban por vía única hasta Madrid.

FOTO ESTACION VALDEPEÑAS TRENILLO (Copiar)

Fue en Consolación donde se estableció un apartadero que no solo facilitaba la circulación sino que servía como zona de carga de vino, puesto que en el entorno se establecieron diversas bodegas por el hecho de incrementarse los trenes de pequeña y gran velocidad. Marín también habló de los apartaderos, de las características de los mismos y de aquellos que estaban proyectados y que no vieron la luz.

El vino en Valdepeñas fue el detonante para que esta ciudad, que no tenía proyectado el ferrocarril, acabara teniendo una estación de las más importantes de la provincia.

Actualmente, esta asociación que se fundó en los 90 con el objetivo de aglutinar a los aficionados al mundo del ferrocarril, cuenta con 16 socios. Para Víctor Nájera, su presidente lo más importante es que se trata de una asociación donde priman “los lazos humanos y de amistad que se crean ante una misma afición”.

La Noche de los Expresos, según Nájera “es nuestra actividad estrella y algo muy tradicional y conocido para todas las asociaciones de nuestro entorno, y de hecho aquí ha venido gente de toda España a celebrar con nosotros esta noche”.

EL TRENILLO 4

Durante la cena, en la que se degustan productos típicos de la tierra y en la que el protagonista indiscutible es un potaje como tradición de años, a pesar del calor, la chispa la da el hecho de realizarla en mesas ubicadas en el andén de la estación, al aire libre y a pie de vía, donde se habla de trenes, de experiencias y de todo lo que conlleva el mundo del ferrocarril, se cuentan historias del Trenillo de antiguamente, y lo que sorprende es que estas personas, aún sin ser ferroviarios, saben mucho de trenes, estaciones y la historia ferroviaria de nuestro país.

NOCHE EXPRESOS 2017 2

Se quejan, como hacemos todos, de cómo Valdepeñas ha perdido fuelle en cuanto a trenes, y no entienden, como no entendemos el resto de los mortales, porque la que fuera una de las estaciones más importantes de la provincia hoy no tenga prácticamente ni trabajadores, a pesar del trasiego de viajeros que a diario suben a los ya “pocos” trenes que pasan dirección norte y dirección sur. El sueño de estos aficionados al ferrocarril es que Valdepeñas vuelva a ser lo que fue en cuanto a trasiego ferroviario y eso solo lo pueden luchar las administraciones públicas.

Actualmente, no hay expresos, pero ellos mantienen la tradición de ver pasar los trenes de la tarde y los pocos nocturnos que pasan, aunque sean de mercancías, y escuchar el pitido del tren, que activa el maquinista a modo de saludo al ver a un buen número de personas, a altas horas de la madrugada, en el andén observando el paso del tren.

NOCHE EXPRESOS 2017 4

NOCHE EXPRESOS 2017 5NOCHE EXPRESOS 2017

En 2018 el edificio de la estación de Valdepeñas cumple 100 años y además coincide con el 20 aniversario de la creación de la Asociación “El Trenillo”, por lo que ya están dando vueltas a la cabeza para hacer una actividad importante y participativa.

EL TRENILLO 2EL TRENILLO 1