SOY JOVEN Y EMPRENDEDOR

Ana Gema Ramos Tejados: “No he abierto un negocio para hacerme rica sino para vivir, dar trabajo y tener la satisfacción de que lo que hago gusta a mis clientes”

Ana Gema Ramos Tejados, es la propietaria de “El Asador de Ana”, que abrió sus puertas en diciembre de 2015. Pero a pesar de su corta trayectoria como negocio su dueña es una experta cocinera, porque su trabajo anterior también ha estado ligado al mundo de la hostelería. Emprendedora, valiente y soñadora, Ana es una mujer sencilla que solo quiere vivir de su negocio, dar puestos de trabajo, hoy son 3 personas, y sobre todo que el cliente se vaya satisfecho.

IMG_5844 (Copiar) (Copiar)
Ana en su Asador

¿Por qué decides emprender y cuanto tiempo llevas?

Llevo desde diciembre de 2015 con “El Asador de Ana” pero en hostelería he estado muchos años. Decido emprender porque el trabajo que hay aquí no me acababa de llenar y además los sueldos no son buenos. De todos modos, si quieres que te diga la verdad, siempre he querido tener algo que fuera mío, tenía ese gusanillo dentro del mundo de la cocina, ya desde pequeña me gustaba. Cuando era más jovencilla, si algo no me gustaba de lo que se cocinaba en casa, pues me hacía yo misma mi comida, lo que me apetecía, pero sobre todo porque me gustaba cocinar.

¿Has tenido facilidades a la hora de emprender, a nivel administración, sobre como tienes que emprender, los pasos a seguir? ¿Y a nivel bancos?

Ayuda económica ninguna, pero sí que fui al Centro de Desarrollo Empresarial y me informaron sobre los pasos a seguir, como empezar y qué hacer. En cuanto ayudas por parte de los bancos, ninguna. Es más un director de una entidad por el hecho de tener hipoteca de tu casa, ni me tomó en serio. Lo veo muy mal, porque tu lo que quieres es abrir un negocio para salir adelante, tener un trabajo y afrontar todo ello. Lo que está claro es que si tú no tienes para invertir los bancos no te van a ayudar. Pero tengo que decir que tan solo un director de un banco me trató con seriedad y de forma educada, me valoró, me dio la importancia que merecemos los emprendedores. Hoy tengo la cuenta con ese banco.

¿Por qué eliges este sector?

Porque me gusta y porque me compensa el hecho de hacer cosas que a la gente le encanta, para todo hay que tener gracia y para esto también. Es un trabajo al que le pongo mucho cariño, y ya sabes aquello de que cuanto más cariño y amor le pongas a la cocina más rica está la comida. Me gusta echarle a mi trabajo esos condimentos.

¿Qué ha supuesto para ti ser empresaria, que has arriesgado en lo personal?

Cuando eres madre y te montas un negocio significa que tienes poco tiempo para disfrutar de los tuyos. En mi caso, los fines de semana trabajo y puedo disfrutar poco de mis hijas, pero el tiempo que paso con ellas lo aprovecho al máximo, lo valoro más que antes, quiero que sientan que mamá está con ellas.  De todos modos, ellas han ganado también estar más tiempo con su padre.

¿Cuáles son tus planes de futuro?

Ahora no pienso en el futuro, sino en el presente, que el negocio vaya bien y que pueda sacar un pequeño sueldo y dar trabajo, hoy ya somos tres personas trabajando en El Asador de Ana. No he abierto un negocio para hacerme rica, sino para vivir y que mi trabajo tenga la satisfacción de decir un día cojo a mi familia y me las llevo donde quiera, al zoo o a un sitio que les guste, que no tenga ese obstáculo económico de no poder disfrutar con ellos.

¿Qué ofreces en tu trabajo?

Comida casera, como la que haces en casa todos los días. No quiero ser un gran chef, ni lo pretendo. La gente me llama y me pregunta que he cocinado hoy, y si les viene bien se lo llevan y si no pues les hago lo que me pidan.

Pollos asados con su guarnición, tortillas, arroces, guisos, asados, gratinados, pescados al horno o en salsa. Siempre apuesto por una alimentación sana y equilibrada. Hago postres caseros y también cocina para quienes tienen algún tipo de intolerancia.

El Asador de Ana está en la Calle Seis de Junio, 115 (Frente a Mercadona) Teléfono: 674 23 60 63 y 926 03 37 26

IMG_5843 (Copiar) (Copiar)