SOY MUJER

Ana Lucha: “No me gusta la frase “te hago esto, te ayudo a lo otro”, no se trata de eso sino de compartir responsabilidades”

Ana Lucha es una empresaria valdepeñera que comenzó su vida laboral como profesora de baile, hoy es propietaria de Dis-Tinta, una tienda de consumibles y serigrafía en Valdepeñas. Está casada, tiene dos hijos pequeños y con ella hemos hablado sobre el día 8 de marzo, la igualdad y como organiza su día a día.

IMG_1077 (Copiar)

¿Qué supone para ti ser empresaria?

Pues mucho, porque me da libertad, independencia y poder decidir, en momentos puntuales, cuando tengo que trabajar y cuando no. Por ejemplo, el poder atender a mis hijos para llevarlos al médico, ir a alguna reunión del colegio, etcétera. Me organizo para trabajar y poder atender a mis hijos.

¿Qué piensas sobre la igualdad entre hombres y mujeres, y si queda aún camino por recorrer?

Se ha conseguido mucho, pero aún queda camino por recorrer. En mi trabajo, hay veces que por el hecho de ser mujer intentan, por decirlo de alguna manera, “torearme”. Mi campo es el comercial y si que también me he dado cuenta que si eres mujer y llegas a una empresa sin avisar te atienden mejor que a un hombre, lo que no significa que hagas negocio, pero sé que a mí por ser mujer me van a dejar entrar.

Lo dicho, se han conseguido avances, pero quedan muchos en el terreno de la igualdad. Creo que tienen que valorarnos igual, al fin y al cabo somos personas, tanto mujeres como hombres.

¿Qué crees que hace falta para concienciar en este sentido y que hombres y mujeres, miren en la misma dirección?

Que laboralmente seamos considerados iguales, y no solo en este sentido, en todos. Yo hablo de mi terreno, el comercial, antes era solo de hombres, hoy, por suerte, ves que hay muchas mujeres.

Hay que concienciarse que la mujer puede hacer el mismo trabajo que el hombre y en la familia el 50% de responsabilidad, que el padre se implique en la educación de los hijos y en el hogar. Mira, yo en este sentido no tengo nada que decir, mi marido se implica en casa igual que yo e incluso más porque su horario laboral es distinto al mío. Nosotros vamos en la misma dirección y ojalá que en todos los hogares fuera así.

Cuando formas una familia ambos tenemos las mismas obligaciones y los mismos derechos. Mira a mí, la frase “Te hago esto, o lo otro”, no me gusta nada, no es cuestión de “te hago” es cuestión de responsabilidad de ambos, porque el hombre también come, también se pone ropa que necesita ser lavada y planchada. Hay que compartir todo. Y si yo llego antes a casa hago la comida y si él llega antes, la hace él. Y así con todo.

¿Te gusta que se celebre el 8 de marzo?

Me gusta por lo que simboliza, el homenaje a mujeres que lucharon por la igualdad, pero pienso que también debería existir el día del hombre, así estaremos a la par. Queremos ser iguales, vamos a celebrar ambos días o ninguno, porque creo que así no avanzamos. Para mí, el reconocimiento completo sería todos los días del año, igualando sueldos a las mujeres en los mismos puestos que los hombres y con la misma responsabilidad, ocupando espacios que parecen estar reservados solo a hombres, entre otras muchas cosas.

Yo he trabajado en empresas en la misma posición que compañeros hombres y he ganado menos. Eso es lo que también hay que erradicar, además de otros muchos problemas como lo que hablábamos antes que el hombre tome conciencia de la responsabilidad común, o la violencia machista, que es una lacra social muy importante. Y por supuesto, que no haya mujeres machistas, que eso también existe.

Un deseo en este sentido

Que no haya extremos, ni feminismo ni machismo, con estos clichés se hace un flaco favor a la igualdad entre hombres y mujeres. Y que las mujeres seamos las primeras en tomar conciencia de que somos tan validas como los hombres. Quiérete a ti misma y respétate porque los demás también lo harán. Y que la frase "Te ayudo" o "Me ayuda" la olvidemos, porque si la das por buena ya estás rompiendo esa igualdad.

IMG_1074 (Copiar)