Cómo ahorrar dinero en calefacción gracias a las estufas de gas

Así es cómo puedes ahorrar dinero en calefacción con una estufa de gas durante los meses más fríos del año
Cómo ahorrar dinero en calefacción gracias a las estufas de gas
Cómo ahorrar dinero en calefacción gracias a las estufas de gas

Si te has decidido por elegir una estufa de gas para combatir el frío en casa, debes conocer cuánto gasto supone y qué modelos son los mejores. 

Calentar la casa en invierno es más sencillo de lo que parece, sólo necesitas comprar la estufa de gas perfecta. Debe ser un modelo que se adapte a tus necesidades y, sobre todo, que no consuma demasiada energía.

Las estufas de gas son un sistema de calefacción que funciona gracias a la combustión del gas en un quemador. Este gas suele ser gas butano y es empleado en la mayoría de los hogares durante el invierno. 

Este sistema para generar calor en el hogar calienta de forma muy rápida, a diferencia de otras estufas, como las estufas eléctricas. Estas emplean energía eléctrica para funcionar, lo que hace aumentar bastante la factura de la luz.

Si no te gusta pasar frío en invierno, es el momento de comprar una estufa de gas para olvidarse de las bajas temperaturas. Esto es todo lo que tienes que saber.

Estufas de gas en el mercado

Las estufas de gas destacan por tener una inversión inicial de lo más baja. Podrás encontrar distintos tipos de estufas que atienden a necesidades diferentes, pero ninguna supone un desembolso importante de dinero.

  • Estufas de gas catalíticas: Tienen un panel catalítico que emite el calor y calienta el aire indirectamente. No tiene llama, por lo que no supone ningún riesgo para los niños. 
  • Estufa de llama azul: Genera calor gracias a su llama azul. Es un calor directo, produce más calor y consume mucho menos que una catalítica.
  • Estufa de gas infrarroja: Cuenta con un quemador que permite alcanzar hasta 4000 vatios de potencia.

Debido a la alta eficiencia energética, es normal usar una estufa de gas en lugares con buena ventilación, debido a la cantidad de oxígeno que suelen necesitar este tipo de estufas. 

Ventajas de las estufas de gas

Las estufas de gas cuentan con una serie de ventajas con respecto a otros tipos de estufa. Lo que más debes valorar es la posibilidad de desplazar la estufa en función de tus necesidades.

  • Las estufas de gas permiten una movilidad completa, de forma que podrás orientarla en cualquier ambiente de la casa
  • Son mucho más económicas que otras estufas, ya que no necesitan desembolsar mucho dinero ni para comprarla ni usarla en invierno.
  • El gas butano es uno de los combustibles más baratos del mercado. 
  • Generan calor de forma muy rápida. Además, permiten regular la temperatura según lo necesites. 

Cómo saber si la estufa de gas es la adecuada

Elegir una estufa de gas en el mercado no es fácil, por eso debes de tener en cuenta todas las condiciones que se presentan en tu entorno. 

Pasar frío en casa es incómodo y comprar una estufa de gas para calentar el hogar es la solución más fácil y económica. ¿es la estufa de gas la solución a todos tus problemas?

La superficie que debes calentar influye mucho a la hora de escoger una estufa de gas, sobre todo porque no todas tienen la misma potencia. Además de valorar que tenga un termostato de temperatura que te permita regularla.

Las estufas de gas son seguras porque cuentan con sistemas de seguridad que apagan la estufa automáticamente al detectar demasiado CO2 en el ambiente.

Es normal que necesites y quieras calentar la casa a tu gusto. Por eso las estufas de gas son la mejor opción disponible en el mercado. ¿Ya tienes la tuya?