Imprimir

Bárbara González Murillo: “Extraño profundamente a mi familia y amigos, el tapeo y el ambiente de Valdepeñas que también enamoró a mi marido”

Pilar Álamo Rodero | 23 de julio de 2016

Bárbara González Murillo es una valdepeñera de adopción, nacida en Ciudad Real y Técnico Superior en Educación Infantil, que un buen día, y tras vivir en distintas ciudades de España, decidió instalarse en Huesca, y todo por amor. Tiene un niño de 4 años que según ella “es la luz de mi vida” y un perrito llamado Baloo que tiene un añito. En Advaldepeñas hemos hablado con esta valdepeñera que está Lejos del Km 200.

 ¿Qué es lo que te llevó a vivir lejos de Valdepeñas?

He vivido en muchos sitios: Ciudad Real, Madrid, Málaga, Marbella, Granada, Mallorca. Era una etapa distinta de mi vida, siempre sentí la necesidad de salir del pueblo, aunque en mi interior sentía que era un lugar de regreso, que siempre estaría ahí para mí. Por trabajo me trasladé a un pueblo de Huesca y conocí al amor de mi vida, creé lazos aquí que ahora me hacen imposible la vuelta a tierras manchegas y es ahora cuando aprecio la importancia del lugar donde me he criado.

IMG-20160718-WA0008 (Copiar)IMG-20160718-WA0011 (Copiar)

¿En qué ciudad resides, cuánto tiempo llevas allí y por qué la elegiste?

Vivo en Fonz (Huesca),  llevo 6 años y medio aquí,  porque de aquí es mi marido. No llegamos a 800 habitantes, pero tenemos todos los servicios básicos y es ideal para criar a los niños. Ironías de la vida, yo que huía del "pueblo" he acabado en uno mucho más pequeño y soy inmensamente feliz.

IMG-20160718-WA0005 (Copiar)

¿Cuál es tu profesión? ¿Y tu afición?

Soy Educadora Infantil, aunque he trabajado muchos años en hostelería,  como comercial de telefonía y estando aquí me hice con titulación para el trabajo con ancianos. Este curso he trabajado en un colegio como auxiliar de educación especial y ha  sido un experiencia muy satisfactoria.

En cuanto a las aficiones son variadas: pintura, que es mi mayor afición, manualidades, restaurar, coser, las plantas, bailar Salsa con mi marido, escuchar música de los 80 y 90.

¿Cómo es tu día a día?

Mi vida transcurre entre el trabajo, la familia, las faenas de la casa, lo mejor de vivir aquí es que tenemos una casa enorme: terraza, jardín, cochera, bodega, sala de juegos para los niños y eso se traduce en mucha faena. Pero como dice mi madre, "palos a gusto, no duelen".

¿Cuál es tu rincón favorito de Fonz?

Fonz es un pueblo de corte renacentista situado entre Huesca  y Lleida, a hora y media de Zaragoza, de la playa o de la nieve, está muy bien situado y el enclave es idílico, además tiene dialecto propio, derivado del Ribagorzano, lo que a mi entender aporta riqueza cultural y es sencillo de entender. Aquí nació el Fundador de la Universidad de Zaragoza,  Pedro Cerbuna del Negro y la inventora de la mercromina, entre otros tantos personajes ilustres. Aún conserva palacetes y reliquias varias que te transportan a una época distinta que a menudo se recrea gracias a los personajes que vuelven a tomar vida a través de los propios lugareños.

Una curiosidad es que aquí no se pregunta “de quién eres”, sino “a que casa perteneces”.

Tenemos un grupo de rock en el pueblo que se llama Boira, Fonz es muy activo en cuanto a temas musicales. Hace poco se hizo un fin de semana de Trobada de Jazz. Para ser un pueblo tan pequeño tiene mucha actividad.

No puedo escoger sólo un sitio porque hay mil rincones maravillosos, la iglesia de estilo Renacentista, la fuente de seis caños,  las vistas desde el merendero o la ermita de San José.

IMG-20160718-WA0006 (Copiar)

 

¿Qué aspectos te gustan más de los habitantes de Fonz, y cuáles crees que son los que  ellos más admiran de ti?

Acostumbrada a vivir con manchegos y andaluces, los aragoneses en general me resultan más sobrios y comedidos, a la vez leales y abiertos de mente. Ahora cuando viajo, me resulta extraño no saludar a todo aquel que me cruzo, aquí todos nos conocemos y ayudamos y aunque sé que mi carácter es distinto al de la gente de aquí,  he sido muy bien aceptada y me atrevo a decir que también  apreciada.

Por último, ¿qué es lo que más echas de menos de Valdepeñas y Ciudad Real?

Extraño profundamente a mi familia y amigos, mi madre viene a menudo y tiene aquí su propia habitación,  pero veo poco a mis hermanos y sobrinos,  y a los grandes amigos que dejé allí y con los que sigo estando en contacto gracias a las redes sociales y alguna llamada esporádica.  Echo de menos el tapeo, salir de cañas con mi gente y el ambiente del pueblo que también enamoró a mi marido.

Por circunstancias de la vida mi hijo nació en Valdepeñas, así que tengo un cachito de mi tierra en él  y el amor a esa tierra también le será inculcado, de forma que nadie olvide que en tierras aragonesas sigue existiendo el espíritu valdepeñero y manchego DE PURA CEPA.

IMG-20160718-WA0007 (Copiar)IMG-20160718-WA0009 (Copiar)

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/lejos-del-km-200/barbara-gonzalez-murillo-extranho-profundamente-familia-y-amigos-tapeo-y-ambiente-valdepenhas-tambien-enamoro-marido/20160723085645087893.html


© 2019 Actualidad Valdepeñas

Actualidad Valdepeñas
[email protected] 
[email protected]