Imprimir

Gabriel Sánchez García-Pardo: “Cruzamundos es un libro divertido, fácil de leer y rápido, que hará que el lector se transporte de un mundo a otro”

Lola Gómez Moreno | 24 de noviembre de 2015

Gabriel Sánchez García-Pardo en su lugar de trabajo
Gabriel Sánchez García-Pardo en su lugar de trabajo

En octubre de 2014 tuvimos la oportunidad de entrevistar al joven escritor valdepeñero Gabriel Sánchez García-Pardo porque había escrito su primera novela y anunciaba que se la iban a publicar. Algo más de un año después, ese sueño suyo se ha hecho realidad y el 1 de diciembre verá la luz “Cruzamundos”, un libro de aventuras y fantasía, literatura infantil y juvenil, que no dejará indiferente a nadie. 

Gabriel Sánchez, estudió magisterio e hizo un Máster en escritura. A sus 24 años se ha convertido ya en una auténtica promesa del género fantástico juvenil. En advaldepeñas, le hemos entrevistado porque su libro sale a la venta el 1 de diciembre.

¿Qué sientes en este momento que ves que tu sueño se ha hecho realidad y que ya eres todo un escritor?

Estoy muy contento, ilusionado y sobre todo agradecido, y como ha sido un proceso gradual, paso a paso, tengo los pies en la tierra. Las alegrías han venido de una en una: un mes me dicen quién será la ilustradora, otro me enseñan la portada, luego las ilustraciones, luego empiezas a hablar de entrevistas presentaciones y firmas de libros… Y sientes que vas por el buen camino cuando se ha fijado en ti una gran editorial de literatura juvenil como es Hidra. Mi sueño se ha hecho realidad. Ahora bien: sé que el momento más fuerte va a ser cuando reciba el libro en mi casa y tenga el ejemplar en mis manos. Ahí no sé qué va a pasar… Será un momento muy especial para mí.

¿Cómo ocurre todo hasta llegar aquí?

A base de constancia, y con mucha fuerza de voluntad. Hace dos años escribí a la editorial enviándoles otra novela y me dijeron que no encajaba del todo, pero luego les dije que estaba escribiendo otra, Cruzamundos, y sí la aceptaron. Desde entonces ha pasado un año y medio. Incluso cuando crees que ya has alcanzado tu sueño, ser escritor es un ejercicio de paciencia y perseverancia. Pase lo que pase, hay que seguir trabajando.

¿Qué es Cruzamundos?

Es un libro de literatura fantástica juvenil con un ambiente exótico y una trama trepidante. Los lectores más jóvenes pasarán un buen rato de evasión. Y también he intentado introducir sutilmente alguna perlita narrativa para el gusto de gente más adulta. A pesar de ser juvenil, yo creo que a los adultos les va a gustar y lo van a disfrutar. Leerlo será divertido, fácil y rápido. Los lectores viajarán a otros mundos y se convertirán en auténticos Cruzamundos.

¿De qué va y qué significa Cruzamundos?

Los protagonistas son Jake y Cora Robinson, dos hermanos gemelos que visitan una tienda de antigüedades durante una excursión y tocan un objeto que no tenían que haber tocado, un astrolabio mágico que los transporta a Ilus, un mundo lejano cubierto en su totalidad por un vasto océano. Allí se separan a causa de una tormenta; Jake acaba en un barco pirata y Cora es rescatada por un extraño ser con tres cabezas, un ser que guarda un antiguo secreto… Los dos hermanos tienen que volver a reunirse para volver a la Tierra, pues el astrolabio solo funcionará si lo utilizan juntos.

La palabra Cruzamundos viene de esta capacidad para saltar de un mundo a otro. Hace referencia a los gemelos, pero también al astrolabio y a los habitantes de Ilus que surcan las aguas a bordo de sus prodigiosos barcos.

¿En qué te basas para crear esta historia?

Todo viene de mi imaginación, de las referencias que tengo de películas, videojuegos y libros que he leído. Un escritor va creando su propio mundo. Entre mis referencias hay algo de Alicia en el País de las Maravillas, de películas como El Viaje de Chihiro o La princesa Mononoke, e incluso de videojuegos como Legend of Zelda o Monkey Island.

¿Has investigado?

Al ser novela fantástica, no hay tanta documentación porque todo te lo inventas tú. Yo siempre digo que escribir una novela es como tener un ovillo de lana e ir tirando del hilo. Mi ovillo era el tema de los gemelos. La documentación que he usado ha sido la de astronomía con la constelación de Géminis; muchos personajes tienen nombres de estrellas de esta constelación. Busco inspiración en la mitología griega. En definitiva, escribir es coger pinceladas de aquí y de allá para luego crear a tu gusto.

¿También has escrito una canción que está en el libro?

Soy un gran defensor de la utilización de la Música durante el proceso de escritura. Cuando escribo, me inspiro en bandas sonoras de películas y videojuegos para crear personajes, situaciones... Se me ocurrió hacer la letra de una canción como homenaje a la música. Se titula “Estatuas del Norte”.

¿Qué previsiones tiene la editorial de ventas?

Me parece que son buenas; han apostado fuerte. Y, además de la historia, creo que el libro en sí, como objeto físico, es una auténtica joyita. Han hecho una edición con unas ilustraciones de lujo, realizadas por  Verónica Álvarez, una ilustradora muy buena con la que hablé sobre los personajes, mi inspiración, mis referentes… Cuando vi el resultado, pensé “es como si se hubiera metido en mi cabeza”. Se está promocionando en la Casa del Libro y en la cadena de librerías Santos Ochoa de cara a la campaña de Navidad.

Se dice que los chavales jóvenes leen poco ¿Aún así te quedan ganas de escribir?

Aunque no lo parezca, la novela juvenil se lee mucho; hay muchos lectores, pero nosotros no siempre los vemos de cerca. Las redes sociales a menudo hacen que los jóvenes utilicen el tiempo libre de otra forma.

De todos modos, yo no creo en la lectura obligatoria en los centros educativos, para mí es contraproducente, es como si la literatura fuera algo obligado y tedioso. Como docente, he tenido alguna experiencia, y abogo más por lo práctico, incluso por hacer a los niños escribir historias antes de leer, fomentar su creatividad de alguna forma y que surja de ellos el impulso de coger un libro y ponerse a leer.

Entonces, lo de las animaciones a la lectura…

Creo que hay que hacerlas con cuidado, porque algunas pueden llegar a convertirse en desanimaciones. Todos somos narradores por naturaleza, a todos nos gusta contar historias y oír historias. Se suele pensar que los niños no muestran interés por la Literatura, y eso no es cierto. He llevado a cabo actividades de cuentacuentos, y los niños han pasado una hora sin pestañear, atentos y entusiasmados. Es increíble.

Hay que ir por esa línea para fomentar afición a la lectura. Y, al escribir para niños y jóvenes hay que procurar ser ágil y hacer literatura fácil de leer –lo que no significa que sea de mala calidad-. Que la acción de cada capítulo les haga pensar “quiero ver qué pasa en el siguiente”. Esto para mí es fundamental en mi proceso creativo.

¿Qué esperas de esta novela?

Es mi carta de presentación, el gancho para decir “aquí estoy yo”. Que las editoriales me vean y me lean y digan este es Gabriel Sánchez García-Pardo. Desde aquí comienza a abrirse un mundo de posibilidades y oportunidades para mí, y creo estar preparado para aprovecharlas. Tengo algún que otro as en la manga, y ya solo es cuestión de encontrar la partida idónea donde jugarlos.

¿Cuándo sale el libro?

La semana que viene, el 1 de diciembre estará en todas las librerías. La presentación oficial será el sábado 5 de diciembre en Madrid, en Librería Lé, situada en el Paseo de la Castellana. Estáis todos invitados a pasaros por allí.

¿Te consideras ya escritor?

Si, y ahora vienen todas las oportunidades y hay que aprovecharlas.

¿Cómo es tu trabajo diario?

Ante todo, es muy divertido. Uno no sabe muy bien cómo, cuándo ni por qué, se te mete una idea en la cabeza, el germen de una historia, y  esa idea se convierte en una especie de rompecabezas que te obsesiona, que tienes que resolver cueste lo que cueste. Es la fase creativa de la escritura, el momento en el que montas el armazón de tu historia, una fase relativamente corta (de uno o dos meses), pero muy absorbente. Entonces viene la redacción en sí, el momento de codificar el objeto artístico que tienes en tu cabeza y plasmarlo en el papel para que otros puedan descodificarlo. Ahí reside el verdadero Oficio de Escribir. Ahí es donde hay que emplear meses y meses de trabajo y fuerza de voluntad. Sin fuerza de voluntad, no hay novela, no hay producto final. La escritura es un ejercicio de pura obstinación. Pero el resultado, el momento en el que otra persona, una cabeza ajena a la tuya, descodifica lo que una vez fueron tus ideas… Eso es algo mágico. Y hace que merezca la pena y que vuelvas a caer en la trampa una y otra vez.

¿Crees en los momentos de inspiración?

No demasiado. Pienso que la inspiración tiene que pillarte trabajando. Hay días que vas a escribir 4 líneas y otros en los que llegas a las 4 páginas, es verdad. Pero sin unos no existen los otros.

¿Has sido muy lector?

Debo confesar que de niño no leía mucho. En mi casa había mucho cine, teatro y música, que son los que han despertado en mí la pasión por las historias, por contarlas y escucharlas. Y esto es lo que me ha llevado a interesarme por la literatura.

¿Quién es tu escritor favorito?

Me gustan muchos… No sabría decir… Recientemente he conocido la obra de Patrick Rothfuss, y me ha encantado, es muy bueno.

Creo que hay un libro para cada momento. En mis inicios, por ejemplo, fueron los primeros de Laura Gallego.

¿Qué tienes que decir de tus personajes?

Que lo más bonito es cuando se rebelan contra ti y te hacen conducir la historia por lugares inesperados.

¿Qué parte te gusta más de la historia?

Un capítulo en el que Jake, el protagonista, habla con la narradora. He creado un personaje que se llama Clío Tragahistorias, una mujer que necesita alimentarse literalmente de historias para sobrevivir. Aquí hago un homenaje a la figura del escritor. Es un momento “metaliterario” en el que el protagonista visita a esta extraña narradora y habla con ella sobre los capítulos de la propia novela, sobre lo que está escribiendo en ese momento…  Fue muy divertido hacerlo.

¿Estás escribiendo otro libro?

Si, también de aventuras fantásticas, siguiendo la misma línea. Pienso que el escritor, al menos en sus inicios, debe centrarse en un público determinado –en mi caso el juvenil- y ganárselo hasta hacerse un nombre en el género.

Ahora viene un pequeño parón creativo para poder atender la publicación de Cruzamundos como la novela se merece. Tras toda esta aventura, ahora viene la parte más gratificante y divertida de la escritura, que es compartir el resultado con los lectores.

CRUZAMUNDOS (Copiar) (Copiar)IMG_20151123_102119 (Copiar)

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cultura/gabriel-sanchez-garcia-pardo-cruzamundos-libro-divertido-facil-leer-y-rapido-hara-lector-transporte-mundo/20151124072700065097.html


© 2019 Actualidad Valdepeñas

Actualidad Valdepeñas
[email protected] 
[email protected]