El convenio de bomberos: un chantaje político o una multa a los moteños

El ayuntamiento de Mota del Cuervo aprobará, previsiblemente, el convenio de Bomberos con la Diputación de Cuenca durante esta semana. Lo tendrá que hacer su pleno y lo hace cuando es el único municipio que todavía no ha firmado dicho documento. Eso cambiará el viernes y Mota del Cuervo volverá a estar dentro del mismo durante el próximo año. Es obvio que algo más existe para que alguien se lance a escribir de algo que, a priori, sería lo normal y que, sin duda, ha sido lo habitual hasta hoy.

"24 de enero"

Si 20 años no son nada, cuarenta deben ser incluso menos. Conseguirla costó esfuerzo, sudor y, por supuesto, sangre. 40 años después no podemos jugar a pensar que siempre estuvo aquí ni que la trajo este o aquél ministro, presidente de partido o similar. La gente la ganó y, si no la cuidamos, se pone mustia, fea y puede morir.

Perdida la inocencia…

Yo sé que muchos no la perdieron ayer, ni esta semana, ni hace un mes. La inocencia se fue hace tiempo y dejó paso a otras cuestiones. El posibilismo, el mal menor, el “qué vamos a hacer.” Hoy solo puedo acordarme y pensar en los que sí han perdido la inocencia esta semana. Como una fruta que ha ido madurando desde los últimos años del gobierno de Zapatero y que un día, sin saber bien ni cómo ni por qué, cae al suelo ante una suave brisa.

¿Cuándo se decidió que seríamos vuestro basurero?

La pregunta que cada vez más ciudadanos de esta región se hacen es clara y directa: ¿los incendios de residuos altamente tóxicos producidos con escaso margen de tiempo en las localidades de Seseña (Toledo) y Chiloeches (Guadalajara) son hechos accidentales? ¿Mantienen, en caso de que no sean meras coincidencias, algún tipo de relación. 

Extirpemos el tumor

Si uno no se ruboriza al ver en la televisión que han asesinado a cuatro mujeres en apenas dos días, en un minúsculo espacio de este planeta como es España, es que tiene un verdadero problema.