“Sigue sin llover y los embalses languidecen”

CABEZUELA SECA 1 (Copiar)
Cabezuela. Fotografía: Gabi Weningen

“El progresivo debilitamiento de nuestras reservas de agua son evidentes. La información que se reciben de los satélites GRACE de la Nasa, ponen de manifiesto que apenas podemos cubrir nuestras necesidades vitales y por culpa de una sobreexplotación de recursos que predominantes seres humanos, que no reconocen su papel como explotadores de las riquezas naturales ni tampoco como responsables de este progresivo deterioro con previsible final trágico.

Los acuíferos subterráneos están muy estudiados y medidos, - no es catastrofismo desmedido ver con preocupación el agotamiento hídrico de nuestras tierras -.

Para colmo, el uso de las modernas tecnologías detecta pequeños cambios en la atracción gravitacional de la Tierra, especialmente en la década de 2003 a 2013, coincidiendo con drásticas reducciones en los acuíferos.

¿Necesitamos más evidencias que lo reportado por nuestra propia vivencia?

Sigue sin llover y las perspectivas no son nada halagüeñas.

El cuidado del medio ambiente no entiende de colores políticos, clases sociales de ricos o de pobres. Nos afecta a todos, algo que muchos políticos, y empresarios se niegan a entender con desprecio a todo lo que suene a ecologismo y desde luego para nuestra desgracia, no todas las opciones manifiestan la misma sensibilidad hacia un problema que es de todos.

Nuestro volumen de desperdicios orgánicos o por desagües de nuestras cloacas sigue creciendo y desgastamos más el medio natural sin apenas dar tiempo a que este se recupere.

Los problemas del agua se centran tanto en la calidad como en la cantidad. La comunidad debe conocer su importancia, asumiendo medidas de cuidado, ahorro y preservación.   Por este motivo, luchar contra la contaminación de los ríos es de vital importancia.

Una manera de disminuir los efectos de la contaminación de aguas seria utilizar y crear humedales artificiales porque, básicamente son zonas construidas por el hombre en los cuales se reproducen, de manera controlada, los procesos físicos, químicos y biológicos de eliminación de contaminantes que ocurren normalmente en ellos.

Tienen ventajas respecto a los sistemas de tratamiento alternativos, debido a que requieren poca o ninguna energía para funcionar. Si hay suficiente tierra barata disponible cerca de la instalación de los wetlands de cultivo acuático, puede ser una alternativa de costo efectivo. Proporcionan el hábitat para la vida silvestre, siendo estéticamente agradables a la vista.

En la actualidad, en muchos pueblos, las plantas de tratamiento ya no cumplen sus objetivos por antiguas o por mayor contaminación, debido a variadas causas.  Construir nuevas plantas de depuración de plantas  existentes implicaría un elevado coste; conectar las antiguas plantas con humedales artificiales puede ser una alternativa económica y ecológicamente aceptable y recuerdo la propuesta defendida en su día por el CEAM ( Centro de Estudios Ambientales de Castilla La Mancha) sobre aprovechamiento de la antigua depuradora de Valdepeñas, y aunque no sean solución a la depuración, no cabe duda de su  efecto positivo.

Reanudar la organización de Foros ambientales, donde podamos abrirnos a la participación y al compromiso, sería nuestra propuesta, llevando a la ciudadanía un debate constructivo, pues a los políticos parece que están más preocupados por  los votos que por mejorar un futuro ambiental mejor”.