Oficios extinguidos en Valdepeñas (Cuberos o Toneleros)

José López Madrid. último Cubero en Valdepeñas. Hasta 2010
José López Madrid. último Cubero en Valdepeñas. Hasta 2010

Las Cuberías en Valdepeñas. Las cuberías fueron durante los últimos años del siglo XIX y sobre todo del XX el eje principal para muchos industriales relacionados con el sector del vino, que se fueron alternando con este sector, tras la actividad de los cosecheros y exportadores. La cuba que más se utilizaba era el bocoy de cuarenta arrobas de gran tonelaje para la crianza y el trasiego del vino. Después había otras medidas más pequeñas que aún se siguen fabricando en diversos lugares para diferentes tipos, no sólo para el vino si no para otras bebidas como el vermut, la mistela, etc.

20170613_202528

En el libro “Anuario General de España” de varios autores: Bailly-Baillere-Riera. Tomo I. Ed. Madrid-Álava-A Coruña, de 1918 Pág.2707., Las cuberías que aparecen en esta fecha en Valdepeñas, son las siguientes: Leoncio Corredor, en calle Cristo, S/N. Más otros como Eugenio González; Diego Lirio; José Martín; Ramón Martín; Santiago Pérez; Ramón Ruiz y José Saavedra.

(En la foto: Fernando Lillo Merino, su hijo José Fernando y unos amigos en su taller, 1955, aproximadamente)

FERNANDO LILLO MERINO, SU HIJO JOSÉ FERNANDO Y UNOS AMIGOS EN SU TALLER, 1955. APROX.

En 1940 aparecen varios cuberos o toneleros, entre ellos Aníbal Rosillo y Hermanos. Estaba situado el negocio en la Avenida de Gregorio Prieto haciendo esquina con la travesía de la calle del Horno.

La de Silvestre, estaba ubicada en la calle Torrecillas, esquina a Silvestre Izarra, contaba con tres oficiales.

En la calle Postas en el número 9, aproximadamente había una cubería regentada por José González. Trabajaba junto a su hermano e hijos. Se cerró en la década de los 70 del siglo pasado.

Aparte de ello, de las muchas bodegas que por esos años abundaban en Valdepeñas, que tenían cuberos a su cargo, podemos citar: Morenito, Locadio Morales, Pinarejo, Las Bilbaínas, Brotóns, Cáspides, Andrés Caravantes, Los Llanos, Pérez Teixeira, Castañeda, etc., Hasta el año 2004, hubo un cubero llamado Julio Corrales Muñoz trabajando en las Bodegas Cáspides y después en las Bodegas Félix Solís y otro José López Madrid, en Bodegas Bilbaínas y posteriormente en Bodegas Los Llanos hasta 2010, como más tarde haré menciones de ellos.

Pero vayamos por partes, para entender los datos que nos han llegado, por medio de entrevistas que se han realizado a familiares de estos artesanos, estudios de libros, prensa, entre otros medios.

La cubería de Felipe Marín, estaba ubicada en la calle del Cristo, enfrente de los que eran antes las bodegas Carmelo Madrid. Marín, era un cubero que se dedicaba a la fabricación de todo tipo de toneles y cubas de madera de castaño y de roble, aunque éste material ya estaba en deficiencia. Tenía 4  trabajadores a su cargo. El maestro era Manuel Corrales Muñoz (1906-1979). Los oficiales, eran su hermano José Corrales Muñoz y su hijo Julio Corrales Fernández, más aprendices. Más tarde el negocio cambió de propiedad, pasando de Felipe Marín a Manuel Corrales Muñoz, ejerciendo este último de jefe y maestro, más los mencionados. El negocio se clausuró en la década de 1960, por decadencia del oficio de cubero.

Sin embargo Julio Corrales Fernández (1943-2013) siguió trabajando en el oficio en varias empresas, entre ellas Bodegas Cáspides, posteriormente en las Bodegas Félix Solís S.A. hasta su jubilación en 2004.

(En la foto, Julio en el taller de Cuberías de Valdepeñas)

JULIO EN EL TALLER DE CUBERÍAS EN VALDEPEÑASJULIO CUBERO

Entre las muchas cuberías que existían en la ciudad, estaba la del “Habanero” sita en la calle del Infante, 6. Allí aprendió el oficio José María López Moreno, que se instaló por su cuenta en 1950 en la misma calle del Infante. Con sus dos hijos, primero Pedro y después José.  Se construían cubas desde medio litro hasta cuarenta arrobas. Dicho negocio ha estado presente hasta el año 1980, aproximadamente. Primero se jubiló José María en los años 60. Sus hijos Pedro  y José tuvieron abierto el negocio hasta 1980, a partir de esta fecha Pedro ha estado trabajando de cubero en Bodegas Félix Solís, S. A. hasta el 2004, que le llegó la jubilación, mientras que José, hasta 1980 estuvo trabajando en el taller de cubería de propiedad familiar e intercalando con las Bodegas Bilbaínas desde 1970 hasta 1975 y desde esta fecha hasta su jubilación en 2010 en Bodegas Los Llanos, siendo José López Madrid el último cubero de una saga de Valdepeñas.

(En la foto José López Madrid. Último cubero en Valdepeñas. Hasta 2010)

JOSÉ LÓPEZ MADRID. PENULTIMO CUBERO EN VALDEPEÑAS. HASTA 2005 (1) (Copiar)