Desnudos, en la Bodega Los Llanos

Jesús Maroto con su esposa
Jesús Maroto con su esposa

Hasta el 29 de marzo se podrá contemplar la espléndida exposición: “C´est la Vie”, de Jesús Maroto Jiménez, en la galería de arte de las históricas, emblemáticas y  centenarias bodegas: “Los Llanos”, en Valdepeñas;  la muestra- casi inédita por estos pagos o lares- está compuesta por una veintena de fotos en blanco y negro de desnudos masculinos y femeninos-todos muy pudorosos-, que me recuerda-salvando las distancias- a la soberbia exhibición que no hace mucho tiempo hizo en la “Ciudad del Vino”, en el centro cultural: La Confianza, el prestigioso fotógrafo castellano-manchego, Pepe. J. Galanes, aunque a ambos artistas de la cámara y el cuarto oscuro les une la temática, en esta ocasión, nada tiene ver la obra y la búsqueda diferente de cada uno de ellos en  sus obras, algo que apreciará el visitante que haya visto ambas exposiciones en  la patria chica del gran fotógrafo, Román Prieto, apodado: “Mondoyo”.

El nombrado: “Mondoyo” , activo en los finales del siglo XIX y principios del XX, que tenía que hacer  milagros para poder sobrevivir de su arte, que compatibilizaba con veladas de gramófono y la proyección de películas en la plazuela del Convento, donde cuándo las películas se cortaban-algo bastante habitual en aquella época, dada su mala calidad-, les espetaba el respetable público: “Aclara, Mondoyo”; el mismo artífice que compró un majuelo y una mala tormenta de verano lo “apedreó”, ocasionando que se hiciera famosa y muy popular su cita: “En el Cerro de las Varas dijo: “Mondoyo”, entre la mujer y el majuelo, me echan al hoyo”.

Anécdotas y bromas  aparte, la presentación de fotografías  de Jesús Maroto merece la pena visitarla, ya que estamos ante un verdadero creador totalmente autodidacta, nacido en 1966, pero un hombre con un interés inusitado por la fotografía y que ha realizado exposiciones individuales y colectivas, algunas junto al grupo de fotógrafos “Albores”,  asociación a la que pertenece y de la fue socio-cofundador de la misma, allá por 1996-97.

Trabajos

Asimismo, ha colaborado con: “Rosae” y ha colgado sus instantáneas en: Valdepeñas, Puertollano, Córdoba, Doña Méncia…También, es el autor del cartel de la semana santa valdepeñera, en 2007, que le encargó la: “Hermandad de Jesús Orando en el Huerto y María Santísima de la Amargura”; igualmente, realizó el mural para: “Protección Civil”, en su sede; la cartelería de varios años de: “Tunning Valdepeñas” y la exposición de grupo: “Of Artists”, en 2015, en la que mostró su expo: “El cuerpo sin disfraz”.

 Además de participar en varios concursos, en los que tuvo desigual suerte: “DO. Valdepeñas”, “Phoco”, “Certamen Internacional de Fotografía Contemporánea Valdepeñas”, Manzanares, Madrid…, hasta que, en 1995 ganó el: “VII Concurso de Fotografía Ciudad de Valdepeñas”.

Trabajos suyos fotográficos que merece la pena destacar, entre otros: “Las cuevas de Valdepeñas”, que comenzó en 2002 y que todavía sigue realizando, dado que es muy complejo fotografiar todas las cuevas-bodegas de la “Ciudad del Vino” -excavadas en la piedra-, que son de propiedad privada y algunas datan del siglo XV, auténticas joyas únicas e irrepetibles- actualmente,  las está investigando, estudiando y catalogando el Ayuntamiento y la UNED-, que duermen bajo el subsuelo y en las que han envejecido durante siglos los afamados caldos valdepeñeros, donde encontraban de forma natural la oscuridad, la humedad, el sosiego  y la temperatura adecuada, que hicieron al gran escritor  francés, Alejandro Dumas, en 1846, escribir en su libro: “De París a Madrid”: “Era vino de Valdepeñas legítimo, de áspero y excitante sabor, este vino áspero y espeso que para los buenos bebedores tiene la ventaja de no embriagar”.

 Ha contribuido-junto a otros compañeros- con sus fotografías en libros publicados con la conocida  y muy vital asociación gastronómica: “Duelos y Quebrantos”, pero, quizás, su trabajo más impresionante sea: “Retratos en su hábitat”, en el que ha fotografiado a artistas nacidos o avecindados en las patria chica de Bernardo de Balbuena, Juan Alcaide, Gregorio Prieto…

Bienvenida

Bienvenida sea a mi ciudad natal, mi ciudad-isla, mi ínsula báquica, mi Atenas, mi Alejandría de la Mancha, esta interesante muestra de fotos en blanco y negro, que ha realizado mi paisano J.M.J, creador de diversas disciplinas artísticas y creativas, ya que, también,  es un erudito de la historia local y , posiblemente, uno de los mejores coleccionistas de etiquetas de botellas de vino de Valdepeñas, hasta el extremo de haber hecho en 2002 la mejor exposición de etiquetas que se ha montado en “La Ciudad del Vino”, bajo el título: “Las Bodegas de Valdepeñas a través de sus etiquetas”, que tuvo lugar en la inigualable sala de tinajas de barro del: “Museo del Vino de Valdepeñas”; muestra, que reseñé muy favorablemente en la prensa. Y me atrevo a  preguntarle a mi buen amigo, Jesús: ¿Para cuándo otra exposición de etiquetas?

Y pongo punto final con una recomendación, no se pierdan esta exhibición de desnudos, en la “Bodega los Llanos”, y ya que están, en este templo del vino, que fundó en 1875 don Miguel Caravantes Maroto, no dejen de ver su bodega de tinajas de barro de 500 arrobas, que conserva 42 odres originales, y, especialmente, la enorme cueva-bodega horadada en la piedra caliza, que recorre el subterráneo de varias calles y en la que miles de barricas de roble envejecieron los reputados vinos de Valdepeñas, que deben degustar con moderación…

IMG-20200218-WA0034IMG-20200218-WA0035 (1)

                                         www.joaquinbrotons.com