Cuando un hecho, a todas luces delictivo, que afecta a la vida pública, y a la esencia de la democracia, no se cierra o se cierra en falso, ocurre lo que ha ocurrido. El Partido Popular inició su etapa de gobierno en la Comunidad de Madrid en el año 1995 con Ruiz Gallardón. Ocho años después las elecciones autonómicas dejaron un resultado muy ajustado. PSOE más IU sumaban 56 diputados, frente a 55 del PP. Pues bien: en la votación que se produjo el 10 de junio de 2003, en la Asamblea de Mardrid, dos parlamentarios del PSOE, Eduardo Tamayo y Teresa Sáez no acudieron a la votación con lo que el resultado quedó en los 55 del PP y 54 de PSOE más IU.

Tras meses de dimes y diretes, nuevas elecciones, y especulaciones de escándalo, Esperanza Aguirre alcanzó la presidencia que en principio parecía ser de Rafael Simancas. Todo legal; pero detrás un hecho que nunca se conoció en sus verdaderos términos, y que ha supuesto la vergüenza de la democracia. Una maniobra para alterar el resultado de las urnas es corrupción pura y dura; y que supuso el inicio de la etapa más corrupta en la Comunidad de Madrid. Desde entonces solo ha habido escándalo tras escándalo. ¿Por qué se produjo en Tamayazo? ¿Qué relación hay?

No hay peor recorrido para la limpieza en la vida pública, que acontecimientos poco ejemplares sin aclarar. Y el Tamayazo sigue sin aclarar. Solo se sabe, que a alguien no le gustó el resultado de las urnas, que el resultado se cambió, y que se inició la etapa más negra y corrupta en la vida pública madrileña. Y 16 años después, llega como candidata la Sra. Díaz Ayuso. ¿Es corrupta? Mientras no se demuestre lo contrario, no, rotundamente, no. ¿Limpia para ocupar la presidencia de Madrid? No.

La Sra. Díaz Ayuso ha ocupado altos cargos de responsabilidad en los mandatos de las presidentas que le han precedido, y que ahora el fiscal pide al juez que comparezcan como imputadas. ¿Conocía lo que estaba pasando la Sra. Ayuso? Resulta difícil ni dudarlo. ¿No sabía que se estaba interviniendo en los medios para lavar la imagen? ¿No sabía que se estaba interviniendo para colocar a jueces en los puestos clave? ¿No sabía que se estaban interviniendo los cajones del dinero público para ir a campañas en mejores condiciones que los demás, o para llevárselo crudo en sus bolsillos? La Sra. Ayuso está contaminada por una estructura “organizada para delinquir”. Y si alguien no lo remedia será la próxima presidenta.