Artículo 47 de la Constitución: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.”. Es lo que dice la Constitución, y por tanto de obligado cumplimiento. Quien no lo cumple está cometiendo un delito. Lo digo para todos, pero especialmente para los que presumen de “constitucionalistas”.

Algunos apelan a la Constitución para defender la “Unidad de España”; apelan a la Constitución para atacar a los que rompen España. ¡Qué está muy bien! Pero la Constitución tiene 169 artículos además de otras disposiciones, y que también hay que cumplir, con el mismo o mayor empeño. La Constitución, no solo debe utilizarse para atender los aspectos que alimentan el ego de la ideología y el sentimiento; debe atender también a la racionalidad de las necesidades sociales.

Apelar al sentimiento es utilizar la Constitución como arma arrojadiza de unos contra otros. Mientras que si apelamos a la razón de las necesidades sociales estaremos utilizando a Constitución como elemento de integración. Fundamentalistas de la Constitución, que otrora no confiaban en ella, y que ahora proclaman la España de los balcones. Los mismos que olvidan aquello de que los poderes públicos procurarán hacer efectivo el derecho a una vivienda digna, e impedirán la especulación.

¿Cumplieron este precepto los que liberalizaron el suelo provocando la mayor burbuja inmobiliaria conocida? ¿Cumplieron este precepto los que facilitaron el crédito para favorecer la venta? ¿Cumplieron este precepto los que permitieron que se aumentara la oferta de forma desmedida? ¿Han cumplido con la Constitución los que han vendido vivienda social a bajo precio a fondos buitres para favorecer la especulación? Son los antipatriotas, que rompen España, a su manera. Pero también la rompen. ¿Y para estos no pedimos la aplicación de la Ley? Incumplimientos que están causando mucho daño a mucha gente. ¿Quién va a ponerse manos a la obra?