REGIÓN

El servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Guadalajara interviene por vez primera una fístula nasal de líquido cefalorraquídeo

Profesionales del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), han llevado a cabo por primera vez una cirugía para cerrar una fístula nasal de líquido cefalorraquídeo.

En una intervención realizada por los facultativos Juan Carlos Sicles, Eva Domínguez y Miguel Ángel Uehara, junto a personal de Enfermería de este servicio, intervinieron a una paciente de 60 años que presentaba rinolicuórrea --pérdida de líquido cefalorraquídeo por la nariz debido a una fisura en la base del cráneo que puede ser espontánea o motivada por un traumatismo--, y que podía derivar en complicaciones infecciosas como meningitis, encefalitis o meningoencefalitis.

La cirugía, mediante una técnica endoscópica mínimamente invasiva, consiste en localizar la lesión y acceder a la fístula a través de las fosas nasales. Una vez situada y analizada la fisura mediante el empleo de fluoresceína, se diseñan colgajos microvasculares endonasales, con tejido de la paciente, para cubrirla.

El postoperatorio, ha explicado el doctor Juan Carlos Sicles, resulta prácticamente indoloro y esta cirugía, y como ha afirmado se realizará de manera ambulatoria, de modo que el paciente podrá recibir el alta hospitalaria en el mismo día.

Para llevarla a cabo se ha adquirido nuevo instrumental endoscópico más avanzado, con mayor precisión para llegar con seguridad a zonas de difícil acceso en la base del cráneo, y se ha empleado una torre endoscópica 3D para facilitar la visualización y documentar la intervención.

El doctor Sicles, que cuenta con amplia formación y experiencia en este tipo de cirugía endoscópica de base de cráneo, ha destacado, además, que este tipo de cirugía es también aplicable en el abordaje de descompresiones de órbita, tumores a nivel de oído interno o patología de tiroides, paratiroides y parótida.

“Esta intervención cierra el círculo de lo que puede hacer un otorrinolaringólogo, es decir, se trata de lo más delicado que puede llevar a cabo este servicio sin presencia de un neurocirujano”, ha subrayado el jefe del servicio, Fernando Rodríguez de la Fuente, ya que para una intervención que profundice en áreas cerebrales se requeriría la colaboración multidisciplinar con un especialista en neurocirugía.

Por su parte, el gerente del Área Integrada de Guadalajara, Lucio Cabrerizo, ha manifestado su satisfacción por poder incorporar esta nueva cirugía en el Hospital de Guadalajara, con la que “se completa la patología sinusal”, y ha valorado el esfuerzo y la implicación demostrada por los profesionales por ampliar y mejorar los servicios que se prestan en el centro hospitalario.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad