REGIÓN

UPA CLM llama a la movilización social en Albacete

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, ha ofrecido una rueda de prensa donde ha explicado el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado viernes donde se toma razón de las obras de emergencia necesarias para el acondicionamiento puesta en marcha y explotación de la batería estratégica de sondeos en el término municipal de Hellín por un importe de 1.210.000 euros. Como ha explicado Julián Morcillo, secretario general de UPA CLM, “se trata de un nuevo expolio en materia hídrica a la provincia de Albacete y a Castilla-La Mancha” que solo podría frenarse con la movilización social tanto del gobierno regional como de los ayuntamientos implicados de la zona pero, sobre todo, de las personas que viven en estas zonas “porque sin agua no hay riqueza. Sin agua, tendremos que irnos de nuestros pueblos”.

Julián Morcillo ha ofrecido la rueda de prensa acompañado de Guillermo Sánchez Negrillo, presidente de la Plataforma de Regantes de la Cabecera del Segura, y Ramón Sáez, secretario general de UPA Albacete. Morcillo ha explicado que se bajó de 11,43 hectómetros cúbicos a 9,9 en el expediente para evadir la tramitación ordinaria y convertirla en simplificada para evitar el informe de impacto ambiental y el periodo de consultas. Ahora estos 9,9 hectómetros cúbicos se pretenden derivar anualmente desde el acuífero Mingogil-Villarones al trasvase Tajo-Segura. Una cantidad de agua que supondría el doble de lo que dispone el acuífero.

Según ha explicado el secretario general de UPA CLM, las obras que se plantean son un ataque sin precedentes a nuestra región, porque declara en riesgo las masas de agua de las que dependen los usos agrarios de la cabecera del Segura, imponiendo severas limitaciones a su aprovechamientos, mientras que deja sin limitaciones las que resultan adecuadas para trasvasar agua hacia Murcia.

Julián Morcillo ha añadido, además, que en el BOE de 6 de julio de 2017 aparece la resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente donde hace diversas observaciones a uno de los proyectos porque tendría efectos significativos sobre el Medio Ambiente, afectaría a la masa del Molar, hoy declarada sobreexplotada.

UPA Castilla-La Mancha lleva mucho tiempo denunciando la política hídrica del gobierno central, que está degenerando en un desequilibrio social tremendo y está condicionando a todo el sureste albaceteño al secano, “nosotros no tenemos otra posibilidad mientras que en la comunidad murciana sí”. De hecho la organización agraria, la plataforma de regantes y los ayuntamientos de Elche de la Sierra, Hellín, Liétor, Tobarra, Paterna del Madera, Yeste, Albatana y Bogarra, así como el grupo de Acción Local de la Sierra del Segura presentaron un escrito de alegaciones a los expedientes administrativos presentados por la Confederación Hidrográfica del Segura de solicitud de inicio de evaluación de impacto ambiental simplificada de los proyectos de “Funcionamiento temporal de pozos de sequía en el acuífero Mingogil-Villarones que extraen agua del término municipal de Hellín”.

UPA CLM iniciará una campaña en toda la comarca para sensibilizar de este problema y plantear actos de movilización ciudadana para mostrar el rechazo frontal de esta tierra al atropello que se quiere cometer con la región y con el sureste de Albacete en concreto.