SOCIEDAD

Las Autoescuelas de Valdepeñas “muy afectadas” por la huelga de examinadores

Autoescuela Vesol en Valdepeñas
Autoescuela Vesol en Valdepeñas

En el mes de junio, la Asociación Provincial de Empresarios de Autoescuelas de la provincia, analizaban en una asamblea todo lo relacionado con la huelga de examinadores de tráfico que aún perdura y que está afectando a todas las Autoescuelas provocando una situación que consideran "grave", tanto para ellas como para los alumnos.

Los examinadores realizan sus huelgas los lunes, martes y miércoles, dejando solo el jueves y viernes  para llevar a cabo los exámenes para la obtención del carnet de conducir. Según ha podido saber Actualidad Valdepeñas a través del director de la Autoescuela Vesol, Javier Vega Cañadas “si a Valdepeñas solo vienen, por ejemplo, dos examinadores, cada uno de ellos solo puede realizar 13 exámenes, imagínate lo que eso supone para todas las Autoescuelas que estamos en esta localidad, y lo peor es la incertidumbre que crea en los alumnos, que se están preparando con normalidad pero que no saben si cuando se convoque el día de examen, tanto teórico como práctico, van a poder examinarse”.

Javier  también señala que se están acumulando las carpetas que ellos tienen que presentar en Tráfico: “el día 1 de septiembre presentamos las carpetas con toda la documentación para ir a examen, las recogieron el 11 de este mismo mes y nos dicen que los exámenes, tanto teóricos como prácticos, se realizarán a partir del 25 de septiembre”.

A partir de este día examinan todas las autoescuelas del centro de examen de Valdepeñas en Ciudad Real y a partir del día 26 se empieza a examinar del práctico, según explica Javier, quién también señala que primero se realizan los exámenes de pista y los días posteriores los de circulación, pero si viene solo el examinador itinerante posiblemente los exámenes de pista no se realicen: “Lo que ocurre es que el día 26 y 27 solamente vendrá un examinador, eso si no cambian las cosas, con lo que solamente se podrán examinar 13 alumnos cada día y el día 28 es posible que vengan todos los examinadores y se realicen los exámenes que faltan. Contando con que estén todos, serán 65 exámenes en total los que se hagan”.

El pasado 12 de septiembre la Asociación Provincial de Empresarios de Autoescuelas volvía a reunirse para analizar las novedades sobre este tema y su presidente, Justo Ruíz de la Hermosa, informaba que “aunque esta actividad está considerada (por Ley)  no esencial, la Confederación Nacional de Autoescuelas –CNAE- sigue insistiendo que el Gobierno determine unos servicios mínimos durante la huelga de examinadores”, una demanda que aún no ha obtenido respuesta por parte de la Administración Central.

¿Qué reclaman los examinadores de tráfico?

Los examinadores de tráfico reclaman una subida salarial que al parecer se pactó en 2015 y que no se ha hecho efectiva, así como el aumento de la plantilla.

El sindicato CSIF también ha llamado a la convocatoria de huelga de examinadores de tráfico para los días 21, 22, 28 y 29 de septiembre, cuatro días, según explican en un comunicado, “como apoyo activo al colectivo en unas reivindicaciones justas y reconocidas, y por la coacción que ha supuesto por parte de la DGT la amenaza de servicios mínimos a una huelga en un servicio que la propia DGT estima como NO esencial”.

“Entendemos que es una especial situación, y deseamos que con esta convocatoria de huelga CSIF haga reaccionar a la DGT y conlleve una salida definitiva a un conflicto que no debe continuar más allá de este presente Septiembre, pues los únicos perjudicados ante la insensibilidad de esta Administración son los ciudadanos, las empresas dependientes de la actividad pública de la DGT y sus trabajadores, los examinadores de la DGT”, añaden en el comunicado.

Finalmente entienden “estéril y contraproducente el alargamiento del conflicto y exigimos una respuesta de la DGT. Unos administradores públicos no deben consentir tal deterioro de los servicios públicos, y emplazamos a la DGT a una solución de las demandas de los empleados de Tráfico, y por supuesto, a los responsables correspondientes de las Administraciones que tienen en su mano la solución para dar una salida al conflicto, con garantías suficientes para que los examinadores de Tráfico puedan confiar en que sus reivindicaciones presentes van a ser atendidas”.