SOCIEDAD

Diez cosas que debes saber cuando en Valdepeñas tienes tu primer cachorro

¿Eres un enamorado de los animales y hasta ahora no te has decidido a tener tu primer cachorro? Pues si estás pensando poner un perro en tu vida y es la primera vez que te lanzas a esta bonita aventura, en Actualidad Valdepeñas te ayudamos con esta lista de 10 cosas que no debes de olvidar cuando lo lleves por primera vez a tu hogar y quieras tener con él una convivencia agradable.

Tener un perro es una experiencia única, y muy maravillosa, sin embargo,  no es una tarea sencilla. Para ello, hemos hablado con Consoli Serrano, propietaria de la tienda de moda infantil Erase una vez..., en calle Escuelas 25, y Criadora de Doberman  desde el año 1995. Durante todos estos años, además de poder disfrutar de su pasión por los animales y poder convivir con ellos,  ha conseguido varios Campeonatos de España, Portugal, Gibraltar y un tercer premio en el Campeonato del Mundo de Doberman. Una auténtica enamorada de los perros con la que hemos podido confeccionar esta lista.

Ahí van nuestras 10 cosas que no debes de olvidar....

1. Sé un dueño responsable. Lo primero y más importante es la visita obligada al veterinario, desde Actualidad Valdepeñas te recomendamos que lo hagas al Centro Veterinario Animalicos. Allí le harán una revisión completa y te aclararán todas las dudas que te puedan surgir y te darán a conocer el calendario de vacunaciones. Cuando son pequeños, las visitas al veterinario son muy seguidas. Además de las vacunas, recuerda que hay que desparasitar. A los seis meses se les pone la vacuna de la rabia, y algo muy importante, y que no debemos olvidar es ponerle el microchip por si se pierden.

2. Edúcalo desde pequeñito. Es muy importante educarlos desde pequeñitos. No le dejes hacer de cachorro lo que no quieras que haga de adulto (subirse al sofá, a la cama, gruñir...) Si no lo haces así, será muy complicado quitarle esos hábitos una vez que hayan crecido. Lo más fácil es que los vayan adquiriendo poco a poco, con naturalidad.

3. Ofrécele una buena alimentación. Nada de darle lo mismo que comes tú. No es una persona, es un animal, y como tal, necesita un buen pienso acorde con la edad que tiene. Y algo que hay que tener en cuenta, y no hay que olvidar, es que siempre tiene que tener agua disponible.

4. Créale su propio espacio. Es fundamental que tenga su propio espacio. Allí tendrá su cama, y será el lugar donde descansar y donde poder jugar. Para que se acostumbre a su nuevo hábitat, podremos hacerlo con la ayuda de varios juguetes o un hueso comprado en una tienda especializada.

5. Hay que sociabilizarlo. Es muy importante que se sociabilice, sacarlo mucho a la calle, que la gente lo vea y lo toque, y que él vea que todo el mundo es bueno. Además el que juegue con otros perros será muy importante para él y para su desarrollo.

6. Recuerda que los perros no van solos al lavabo. Enséñale a hacer sus necesidades en la calle. Pero hay que tener en cuenta que siempre que se despiertan, hacen pis. Cuando lo hagan en la calle hay que felicitarles como si aquello fuera una fiesta y cuando lo hagan en casa regañarles con un tono firme, teniendo en cuenta siempre que es un cachorro. Pero sobre todo paciencia y fregona. Recuerda que tienes que sacarlo a pasear...

7. Cómo dirigirte a él. A la hora de hablarle tenemos que hacer todo lo posible para que él note el tono de cuando “lo ha hecho bien” y cuando “lo ha hecho mal”. Al igual que cuando hace las cosas mal le regañamos, cuando se ha portado bien, una recompensa no le vendrá nada mal.  Un trocito de queso funciona fenomenal.

8. No es un juguete. Si tienes niños en casa, enséñales que no es un juguete, ni un capricho. Se sabe que los niños que establecen un vínculo afectivo con un perro obtienen beneficios cognitivos, físicos y psicológicos de esta relación. Pero para ello este vínculo tiene que generarse bajo unas premisas de respeto, por ello es importante, educar a ambas partes para que se comporten adecuadamente entre sí. Que respeten sus horas de descanso al igual que se respetan las suyas. Tienen que entender que es un miembro más de la familia y que por ello hay que respetarlo tal y como lo hacemos con el resto. Así se generará un vínculo afectivo sano.

9. Establece una jerarquía. Los perros son animales de instinto, debes tratarlos como tal, debes de darles cariño, si, pero hay que establecer una jerarquía dentro de casa desde el primer día. Esta es la base para una convivencia sana con un perro.  Él debe saber que es el último en llegar a casa. Tiene que entender que cualquiera le puede tocar, cualquiera puede coger lo que tenga en la boca, y por ello, no pasar nada. Hay que normalizarle todos esos hábitos para que se sienta uno más de la familia.

10. Disfrútalo y juega con él. Tener un perro implica muchas obligaciones, pero también muchas cosas positivas. Una de ellas es poder educarlo jugando con él. No desaproveches ninguna ocasión de hacerlo, porque de esa forma disfrutarás toda la vida del compañero más fiel. 

cachorro 2

La tenencia de una mascota va a proporcionar beneficios terapéuticos y mejorar la vida de aquellas personas que aman y aprecian a los perros y los adquieren con conocimiento y responsabilidad. Pero hay personas que no pueden adquirir esa responsabilidad o que en su estilo de vida no es práctico que convivan con una mascota. Las mascotas llevan consigo inconvenientes, que hay que valorar y tener muy en cuenta antes de decidir que queremos que formen parte de nuestra vida.

Si después de leer esto sigues pensando en incorporar un nuevo miembro a la familia, y ser un dueño responsable, bríndale mucho amor, ya que el amor que tu le des y el reciba,  te lo devolverá multiplicado por mil. Recuerda que debes dedicarles tiempo...ellos te lo agradecerán. Desde aquí solo nos queda desearte una bonita amistad con tu mejor amigo de cuatro patas.