FIESTAS DEL VINO 2014

El tejido social y cultural de Valdepeñas, homenajeado en el acto institucional, donde el vino y la poesía han estado muy presentes

La poesía, la cultura y, sobre todo, el vino han estado muy presentes en el acto institucional de las Fiestas del Vino de Valdepeñas que se ha celebrado en la Plaza de España con Holanda como país invitado y que ha incluido el Brindis Poético a cargo del Premio Nacional de Poesía Carlos Marzal, el nombramiento de Vendimiadora del Año a la periodista Isabel Gemio, el reconocimiento como Embajador de Valdepeñas al poeta Antonio Ruiz López de Lerma y la entrega de Honores y Distinciones.

acto institucional 6

Previamente al acto institucional, el alcalde de Valdepeñas ha recibido en el despacho antiguo del Ayuntamiento, que ha sido recientemente recuperado, al embajador de los Países Bajos en España, Cornelis van Rij, y a la Vendimiadora del Año, Isabel Gemio, quienes han dejado su rúbrica en el libro de firmas del Consistorio valdepeñero y en el de la Denominación de Origen Valdepeñas. 

Ya en la Plaza de España y tras la izada de banderas, el poeta Carlos Marzal ha ofrecido el Brindis Poético bajo el título 'Brindis Cervantino para Valdepeñas'. Y es que, según ha indicado, "un brindis es algo profundamente ligado a la poesía, es una forma de celebración del mundo, una fiesta del autor y el lector para festejar la vida y el existir".

Igualmente, ha indicado que el vino "es una de las grandes creaciones culturales de la humanidad a la altura de todo el arte de todos los tiempos" y ha reconocido amar el vino de Valdepeñas "porque es el más cervantino de todos". Lo cervantino, ha dicho, "nunca es inflexible y el vino de esta tierra participa de esos mismos rasgos; un vino que aspira al decoro, un vino para todo el mundo, que sabe satisfacer todos los paladares".

Y del vino a su origen, el campo, que también estaba presente en la infancia de la periodista Isabel Gemio, nombrada Vendimiadora del Año por la Denominación de Origen Valdepeñas para lo que se le ha enfundado el fajín, el sombrero y el pañuelo de hierbas característicos. Gemio se ha mostrado muy emocionada por este reconocimiento que le ha trasladado a su origen, pues, como ha indicado, "vengo de una familia humilde, de campesinos, que trabajaban para que yo pudiera estudiar; por eso, ahora me acordaba de mi infancia, de mi tierra, de esas mujeres que trabajaban en el campo de sol a sol con sacrificio y alegría y nunca se quejaban por nada".

Es por ello que la periodista extremeña ha querido compartir el reconocimiento con "todas esas trabajadoras y vendimiadoras anónimas que nunca reciben ningún premio".

Por su parte, el presidente de la D.O. Valdepeñas, Carlos Nieto, ha señalado que Isabel Gemio "representa todos los valores que un vino ha de tener: profesionalidad, calidad y faceta humana".

Además, Nieto ha destacado el esfuerzo que desde la D.O. se está llevando a cabo para que el vino de Valdepeñas sea conocido por un mayor número de personas, incrementando su presencia en medios de comunicación nacionales y en redes sociales o con la celebración de eventos que son apoyados por personajes famosos, además de su participación en ferias como Prowein o Winexpo. Todo ello ha contribuido, según Nieto, a que en 2013 la D.O. Valdepeñas sea la segunda denominación de origen cuyos vinos más se comercializan en las variedades de crianza, reserva y gran reserva.

Precisamente a ello contribuye también la exportación del vino de Valdepeñas a otros países como es el caso de los Países Bajos, tal y como ha señalado el embajador de los Países Bajos en España, Cornelis van Rij, quien ha augurado un "buen futuro" al vino de Valdepeñas en aquellas latitudes por razones como su buena relación calidad-precio.

En otro orden de cosas, Feceval ha reconocido como Embajador de Valdepeñas al poeta Antonio Ruiz López de Lerma, quien ha asegurado que "este título no me resulta extraño porque siempre me he sentido embajador de Valdepeñas; he hablado de ella no sólo en España sino también en Europa y América del Sur".

Por su parte, el presidente de Feceval, Jesús Merlo, ha destacado el trabajo que realiza la asociación para establecer diálogo con los alcaldes de la comarca y así poder crear un buen tejido empresarial. Además, ha aprovechado para reivindicar una financiación fluida para los empresarios para poder generar riqueza y ha señalado que, a pesar de la crisis económica, "el reto que se avecina es muy importante y para ello debemos estar unidos para poder crecer".

Honores y Distinciones

Durante el acto institucional, se han entregado los Honores y Distinciones que tradicionalmente otorga el Ayuntamiento. Así, se ha nombrado Hija Predilecta a Ángela Madrid Medina; Hijos Adoptivos a Francisco Bravo del Castillo, quien fuera párroco de Los Llanos, y a Moisés Argudo Mínguez, presidente y fundador de Frimancha; la Medalla de las Bellas Artes Gregorio Prieto ha sido para el escultor Antonio Crespo Foix; la Medalla de las Letras Juan Alcaide se ha entregado al poeta Joaquín Brotons Peñasco; la Medalla del Deporte Caridad Ortega ha sido para el ciclista Francisco José Pacheco; la Medalla del Servicio Desinteresado a la Comunidad ha correspondido a AFA Valdepeñas; la Medalla al Mérito Artesanal ha sido para José Carrero Rodríguez, técnico en explotaciones agropecuarias; y el periodista Ángel López Sánchez ha sido nombrado Embajador del nombre de la ciudad de Valdepeñas.

En nombre de todos ellos, Ángela Madrid Medina, Hija Predilecta, ha agradecido los reconocimientos señalando que Valdepeñas "cuenta con muchas personas y profesionales valiosos, muchas veces anónimos, que enriquecen la vida social y cultural; esos valdepeñeros ya tienen algo más importante que la fama, que es la dignidad y el respeto". Además, ha indicado que "un concejo que reconoce a sus ciudadanos se engrandece a sí mismo".

El acto lo ha cerrado el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, quien, además de dedicar unas palabras a todos los homenajeados, ha aprovechado para enumerar y hacer balance de los logros conseguidos en los doce años que lleva al frente de la Alcaldía valdepeñera. "Cierra este discurso un ciclo de doce años acreditados por el esfuerzo colectivo de un pueblo, el nuestro, que partiendo de lo que pudo ser, lo hizo posible", ha indicado.

Así, el primer edil se ha referido a las últimas críticas recibidas desde la oposición por cuestiones como los paraguas que adornan las calles comerciales de la localidad señalando que "no fue la intención que una anécdota de unas notas de color pudieran ser tan sugerentes como para vaciar de contenido la crítica política de quienes no vieron sino paraguas. O quizás en verdad, sólo eso vieron. La falta de argumentos frente a los hechos lleva la política a la demagogia y, ésta, a la desafección de los ciudadanos".

No obstante, Martín ha destacado que "en poco más de dos lustros, Valdepeñas ha superado las urgencias que lastraban su paso al siglo XXI dotándose de los recursos que todo futuro demanda".

De esta forma, ha enumerado los logros de su Gobierno en materia de agua, con la construcción de la depuradora o el Plan de Tormentas; en medio ambiente, con la eliminación del vertedero de neumáticos y la planta de gas de Los Llanos o la limpieza del acuífero del Peral; en urbanismo, con la construcción de nuevas plazas, parques, bulevares o la eliminación de los pasos a nivel; en empresa y empleo, con la construcción del Parque Empresarial Entrecaminos, el Centro de iniciativas de economía social o el Centro de Formación e Innovación; en deportes, con el pabellón deportivo de la Virgen de la Cabeza o la Casa del Agua.

Además, en Servicios Sociales, Martín ha destacado que, a pesar de la crisis, en Valdepeñas, "lejos de sentir los insolidarios recortes, hemos potenciado los Servicios Sociales", pasando de tener un sólo centro para personas con discapacidad a tener nueve; la creación de becas para estudiantes con escasos recursos; la subvención de la ayuda a domicilio; y el mantenimiento de la Escuela de Música, el Centro de Mayores del Lucero o la Escuela Infantil de Cachiporro.

Por último, el primer edil ha subrayado que el de Valdepeñas es el primer ayuntamiento de Castilla-La Mancha en contar con la administración electrónica y ha recordado el patrimonio que el Consistorio ha recuperado, como el Casino de La Confianza, el antiguo edificio de la Policía Nacional, el edificio de Cortés y Merlo, la Antigua Bodega de Los Llanos, las bodegas A7, la Casa de la Juventud o el antiguo edificio de Correos.