malvado
Opinión
OPINIóN

El primo malvado

Pocas son las familias que junto al afecto, el amor, el cariño, la ayuda mutua, la lealtad o la entrega, no encontramos también entreveradas la envidia, la mezquindad, la ruindad más baja y los celos más innobles.