¿Cómo Detectar Deficiencias de Nutrientes en el Cultivo de Cannabis?

Cultivar cannabis puede ser un arma de doble filo. Por un lado, puede ser una de las cosas más gratificantes que jamás podrás hacer. Por otro lado, muchas de las deficiencias comunes de las plantas de cannabis pueden hacer que el cultivo de marihuana sea una de las cosas más frustrantes.

Es casi imposible abstenerse de involucrarse emocionalmente en un jardín de cannabis. Eso también es cierto con respecto a la inversión financiera. Entonces, cuando el cultivo no surge bien, independientemente del tamaño de la operación, puede ser devastador.

No importa cuánto conocimiento tengas, cuántos cultivos exitosos hayas cosechado o si compras las mejores semillas en sitios como Weed Seed Shop ya que en cualquier momento existe la posibilidad de que te encuentres con problemas al cultivar cannabis, es algo totalmente normal.

El hecho es que la planta de cannabis puede ser delicada con los obstáculos y problemas que surgen durante el proceso de cultivo. Un problema muy común son las deficiencias de nutrientes del cannabis. Las deficiencias de la planta de marihuana se presentan de muchas formas, saber cómo detectarlas y cómo solucionarlas es crucial para el éxito.

¿Realmente ocurre una deficiencia de nutrientes en el cannabis?

 

Es muy usual que un cultivador de cannabis vea una planta de cannabis que parece poco saludable y asuma que las deficiencias de nutrientes del cannabis son las culpables. Eso es especialmente cierto para los cultivadores de cannabis principiantes que ven una planta de cannabis con problemas por primera vez.

Sin embargo, el hecho de que una planta de cannabis parezca poco saludable no significa necesariamente que le falten los nutrientes adecuados. Es posible que la planta esté experimentando problemas de salud debido a algo más, como una infestación de insectos o un problema de temperatura.

Incluso si se pueden descartar con seguridad otros factores, es posible que no sean los nutrientes en sí mismos los que causen el problema. Es muy posible que el cultivador esté alimentando a sus plantas con la cantidad correcta de nutrientes, pero que las plantas de marihuana no los absorban adecuadamente debido a una o más razones.

Prevención de la deficiencia de nutrientes en el cannabis

Si un cultivador puede determinar con seguridad que de hecho se trata de una deficiencia de nutrientes y que no es otro tipo de factor, entonces la intervención temprana es extremadamente importante. Si una planta realmente está experimentando una o más deficiencias de nutrientes, no pasará mucho tiempo antes de que la planta se dañe hasta el punto de que no se pueda salvar.

Una de las cosas más importantes que puede hacer todo cultivador de cannabis es una inspección visual diaria. Es probable que muchos cultivadores de cannabis miren sus plantas probablemente más de lo que deberían, sin embargo, muchos cometen el error de no inspeccionar sus plantas con la suficiente frecuencia.

Ya sea que se trate de errores, temperatura, enfermedad, algún tipo de mal funcionamiento del equipo o deficiencias de nutrientes, no demora mucho antes de que un jardín de cannabis se arruine, por lo que el monitoreo constante y la intervención temprana son clave.

Proponte comenzar cada día en el jardín con una inspección visual minuciosa de cada parte de cada planta de cannabis. Presta mucha atención a la parte inferior de cada hoja y presta especial atención a las hojas más viejas.

Por supuesto, deseas mantener las hojas verdes en su lugar, sin embargo, si ves hojas que parecen estar muriendo o se ven notablemente insalubres, quítalas de inmediato.

Realiza con frecuencia tantos tipos de pruebas basadas en niveles como sea posible: controla los niveles de pH en el agua y el suelo, los niveles de CE, PPM, líquidos disueltos totales y cualquier otro elemento en la que puedas permitirte realizar pruebas. Cuantos más tipos de datos puedas adquirir, mejor.