POLÍTICA

Participación ciudadana ineficaz: el caso del cartel de las Fiestas del Vino de Valdepeñas

Decide la gente Podemos
Decide la gente Podemos

El cartel de las Fiestas de la Vendimia y el Vino se elegía con ‘Método Participativo’. En 2018 el Ayuntamiento de Valdepeñas ha nombrado un tribunal, que ha decidido el diseño ganador de entre 15 propuestas. El artista seleccionado recibirá 700 € por su trabajo; los demás artistas, nada. En el tribunal de selección de este concurso han participado Javier Pérez, Jefe de Servicio de Cultura imputado por Tráfico de Influencias, y el Concejal de Cultura. Su predecesor en el cargo, Felipe Rodríguez Aguilar, está imputado y en fase de juicio oral por Prevaricación (tomar decisiones injustas a sabiendas).

Al Ayuntamiento de Valdepeñas, regido por Jesús Martín, la Participación le gusta cada cuatro años para conseguir el poder. Prefiere formar tribunales con los que controlar procesos de selección y enchufar a sus afines. Lo ha hecho muchas veces y así lo han visto numerosos tribunales de Justicia. Es una norma recurrente en este Ayuntamiento. Las repetidas condenas judiciales no importan: se pagan de la caja pública con el dinero común del pueblo.

En el siglo XXI hace falta una Participación real de la ciudadanía en la vida municipal. El Despotismo Ilustrado (‘todo por el pueblo, pero sin el pueblo’) pasó. #EstePSOE utiliza la Participación de forma cosmética y para cosas que considera de poco valor. Nunca para blindar leyes, proyectos salidos de la ciudadanía, derechos ciudadanos y presupuestos. El 'Método Participativo' no es uno; existen multitud de ellos. Que el ayuntamiento de #Este PSOE -corrupto en Valdepeñas; que toma decisiones injustas a sabiendas para favorecer a unas personas en detrimento de otras, como está sentenciado por la Justicia- haya puesto en práctica de forma torpe y con poco conocimiento algo que llamó 'Proceso Participativo' para elegir el cartel de nuestras fiestas, con resultados que alguien puede considerar espantosos, no invalida la Participación ciudadana como método para la toma de decisiones; más bien habla de la limitada capacidad e ignorancia de #EstePSOE.

Es preciso tomar partido político-estratégico por la Participación ciudadana porque la Democracia es el mejor sistema; el que hace más maduras y libres a las personas. Además, está demostrado que la Participación aplicada a la Administración genera mejores resultados, si se utiliza bien y con conocimiento. Sólo la intervención de la gente evita el fraude interesado y la corrupción, como los que anidan en el Ayuntamiento de Valdepeñas regido por Jesús Martín.

El Ayuntamiento debería haber suspendido cautelarmente en sus funciones a los responsables municipales imputados en fase de juicio oral por existir evidencias de su comisión de delitos. Especialmente debería haber evitado que siguieran realizando funciones relacionadas con los indicios de delitos descubiertos por la Justicia.

También debería pagar con dignidad el trabajo creativo de los artistas; especialmente teniendo en cuenta el ingente superávit que el alcalde nos dice constantemente que tenemos gracias a su (increíble) gestión. Nos parece que el colectivo de artistas se encuentra especialmente maltratado. Es preciso encontrar fórmulas que no denigren su creatividad y profesión. Nadie quisiera tener que trabajar sin cobrar y sin saber si su trabajo al final será pagado.

Retomando el asunto del cartel, una de entre varias posibilidades podría ser organizar un jurado de gente capaz, lo más externo y alejado posible del poder municipal. En esta ocasión, varias de las personas del jurado respondían a este perfil. Ese jurado podría elegir unas obras (4, 5…las que sean), y que entre ellas elija la gente la de su preferencia. Nadie conoce mejor lo que necesita ni decide mejor que la propia gente ... con el apoyo técnico y la formación necesarios. Esto significa que la Participación se puede aplicar casi a cualquier cosa. Pero, por supuesto, es preciso generar un proceso metodológicamente riguroso, alerta contra las interferencias de grupos de presión, en el que además de la ciudadanía estén implicados expertos y exista un criterio político claro. El del Ayuntamiento de Valdepeñas ya vemos cuál es: meter dos representantes de una institución corrupta en un tribunal, después de organizar sin conocimiento un proceso participativo abocado al fracaso, simplemente por quién estuvo gestionado: un concejal sin experiencia alguna en procesos participativos. 

El criterio de Podemos es que la Democracia es un proceso de aprendizaje colectivo. La ciudadanía se empodera decidiendo, haciéndose responsable de sus efectos y aprendiendo/formándose para decidir, y también al acertar-fallar (evaluando) y crecer. Si la ciudadanía se queda fuera de las decisiones no madura nunca. Nuestra apuesta política es tomar en consideración a la gente.

Con la Vieja Política tú no pintas nada. Aunque lo llamen Participación, lo que hacen es teatro. Con Podemos decide la gente.

En Valdepeñas la oposición, una vez más, no está en el Pleno, sino en la calle. Por poco tiempo. PODEMOS.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad