SOCIEDAD

Un valdepeñero y sus compañeros de residencia de estudiantes en Alicante obligados a dejarla para meter migrantes del Aquarius

Imagen del periódico Estrella Digital de la llegada de los migrantes del Aquarius
Imagen del periódico Estrella Digital de la llegada de los migrantes del Aquarius

Un joven valdepeñero, Rubén Alcaide Núñez, que estudia alemán en Alicante, desde el mes de mayo y que vive en una residencia por la que cada mes pagan 750 euros, ha sido, junto a otros usuarios de la misma, obligado a dejarla para meter migrantes del Aquarius. Este valdepeñero estudia alemán puesto que le ha salido un trabajo en Alemania y debe aprender ese idioma para ocupar su plaza.

Rubén termina el curso en el mes de noviembre y según nos ha contado su madre, Mar Núñez “antes de ocupar su puesto de trabajo debe aprender alemán, con lo que decidió irse a una escuela que hay en Alicante, allí cogimos una residencia pública que cada mes nos cuesta 750 euros. Mi hijo acaba el curso en noviembre y claro, ahora le dicen que tiene que irse de la residencia, tanto él como sus compañeros, para dejar el sitio a los migrantes del Aquarius y que no pueden estar allí porque vienen con muchas enfermedades, que es por un tema de salud”. En este sentido, añade que “nosotros estamos sufriendo lo del desnudar a un santo para vestir a otro, y nos está provocando un gran problema porque ahora mismo no hay nada en Alicante para que mi hijo viva y siga con sus estudios. Nos vamos a ir allí para ver si encontramos algo, pero va a ser muy difícil puesto que ya está todo reservado para las vacaciones”.

Esta madre no entiende que “digan que es por un tema de salud para que no se contagien de las enfermedades que traen, y que los metan en una residencia en pleno centro de Alicante, donde además están celebrando las fiestas de San Juan y hay muchísima gente”.

Nosotros no nos oponemos a que se ayude a quien lo necesite, pero “no es justo que a mi hijo lo echen de su residencia y lo dejen en la calle a mitad de curso, máxime cuando necesita esos estudios para ir a trabajar a Alemania, donde le piden cientos de papeles para poder desempeñar allí su labor profesional y, sobre todo, lo que está suponiendo para él, que vino a Valdepeñas a por esos papeles y ahora se ve en la calle”.

Este joven ha sido informado de un día para otro que debe dejar la residencia, le llamaron el sábado 16 de junio para dejarla hoy domingo 17, por lo que junto a sus padres se marchan urgentemente a Alicante para recoger sus cosas y buscar un lugar donde quedarse, algo muy complicado en estas fechas.

La familia de este joven, muy indignada con lo que están viviendo, señala que “es muy fácil ser solidario con los medios de otros. Estamos seguros que al Sr. Pedro Sánchez no lo van a desalojar de La Moncloa para que esta sea ocupada por un grupo de migrantes del Aquarius, pero a mi hijo que paga religiosamente su estancia sí que lo echan, sin más explicaciones”.

Este medio ha hablado con la residencia de Alicante y nos han confirmado que han tenido que desalojarla para que entren estas personas "porque estamos en situación de emergencia".

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad