La importancia de la higiene en lugares públicos: ¿por qué es aún más importante ahora que COVID-19 está presente?

La higiene siempre ha estado ahí, pero cobra mucho más interés debido a la pandemia mundial provocada por el coronavirus COVID-19
 

La importancia de la higiene en lugares públicos: ¿por qué es aún más importante ahora que COVID-19 está presente?
La importancia de la higiene en lugares públicos: ¿por qué es aún más importante ahora que COVID-19 está presente?

Descubre la importancia de la higiene en los lugares públicos y por qué es tan importante ahora que se avecina la segunda oleada de coronavirus.

Debido a la pandemia provocada por el COVID-19, son más las medidas higiénicas que se toman en nuestra vida diaria. Por eso, debes tener en cuenta productos como los de Componentes RS con los que todo será mucho más fácil.

Es bueno recordar la importancia de la higiene en la prevención de diferentes tipos de enfermedades y redoblar los esfuerzos por mantener la higiene en los alimentos y bebidas, lugares públicos, etc.

Los especialistas recomiendan convertir en hábito el lavado de manos con agua y jabón o con alcohol en gel para prevenir enfermedades como la diarrea, hepatitis, neumonías, infecciones de la piel y el coronavirus, entre otros.

Es decir, debes adoptar nuevos hábitos de higiene y olvidar otros, incluyendo no sólo la limpieza y desinfección de las superficies del cuarto de baño, sino también el cuidado de la higiene y salud personales.

¿Sabes dónde se encuentran la mayor parte de los gérmenes y dónde puedes contagiarte más? Sí, un baño público es uno de los principales focos de enfermedades.

Qué es la higiene

Es el conjunto de conocimientos y técnicas que debes aplicar para el control de los factores que ejercen efectos nocivos sobre tu salud. 

La higiene personal es el concepto básico del aseo, limpieza y cuidado de tu cuerpo. Por todo esto, debes tener en cuenta la higiene para tener una mejor calidad de vida para ti y para futuras generaciones.

Higiene en baños públicos: lo que nunca debes hacer 

Sentarte en la taza del baño

Además de lo desagradable que suele ser sentarse en la taza, suele ser una superficie con un elevado número de microorganismos.

Por mucho que intentes limpiarla, sólo conseguirás secarla y retirar parte de los gérmenes que se encuentran en ella. Es decir, no estaría desinfectada. 

Usar el papel higiénico 

El papel es un material que acumula una gran cantidad de microbios. Por eso, intenta llevar tu propio papel higiénico siempre que sea posible.

Contacto directo con las superficies

La higiene en sitio o baños públicos no suele ser la mejor, por lo que debes evitar entrar en contacto con cualquier superficie.
Higiene en baños públicos: lo que debes hacer siempre

Sólo hay una norma que no debes olvidar nunca:

Lávate las manos antes y después

Todos los científicos están de acuerdo en que el mejor remedio frente a un baño sucio es el lavado de manos con agua y jabón.

Después del proceso de lavado, sécate las manos con un secador de manos en vez de con papel. Así evitarás entrar en contacto con los gérmenes y microbios presentes en el papel.

Con esta básica acción, eliminarás las bacterias que han podido entrar en contacto contigo durante tu estancia.

Recuerda que, lo mejor para tu salud y la de la gente que te rodea, es lavarte las manos con agua y jabón de manera frecuente.